«¡Oh generación incrédula y perversa!»

🕔01:14, 2017-08-12

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un hombre que, arrodillándose ante Él, le dijo: «Señor, ten piedad de mi hijo, porque es lunático y está mal; pues muchas veces cae en el fuego y muchas en el agua. Se lo he presentado a tus discípulos, pero ellos no han podido curarle».

Ver Nota Completa

«¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?»

🕔00:14, 2017-08-11

Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará. Pues, ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?

Ver Nota Completa

«Si alguno me sirve, el Padre le honrará»

🕔00:48, 2017-08-10

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto. El que ama su vida, la pierde; y el que odia su vida en este mundo, la guardará para una vida eterna.

Ver Nota Completa

«¡Ten piedad de mí, Señor, hijo de David!»

🕔00:08, 2017-08-09

En aquel tiempo, Jesús se retiró hacia la región de Tiro y de Sidón. En esto, una mujer cananea, que había salido de aquel territorio, gritaba diciendo: «¡Ten piedad de mí, Señor, hijo de David! Mi hija está malamente endemoniada». Pero Él no le respondió palabra.

Ver Nota Completa

«¡Ánimo!, que soy yo; no temáis»

🕔10:16, 2017-08-08

La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas, pues el viento era contrario. Y a la cuarta vigilia de la noche vino Él hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron y decían: «Es un fantasma».

Ver Nota Completa

«No tienen por qué marcharse; dadles vosotros de comer»

🕔00:58, 2017-08-07

Cuando Jesús recibió la noticia de la muerte de Juan Bautista, se retiró de allí en una barca, aparte, a un lugar solitario. En cuanto lo supieron las gentes, salieron tras Él viniendo a pie de las ciudades. Al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos y curó a sus enfermos.

Ver Nota Completa

«Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; escuchadle»

🕔00:14, 2017-08-06

Jesús toma consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los lleva aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. En esto, se les aparecieron Moisés y Elías que conversaban con Él.

Ver Nota Completa

«Se enteró el tetrarca Herodes de la fama de Jesús»

🕔00:45, 2017-08-05

Llegado el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó en medio de todos gustando tanto a Herodes, que éste le prometió bajo juramento darle lo que pidiese. Ella, instigada por su madre, «dame aquí, dijo, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista».

Ver Nota Completa

«Un profeta sólo en su patria y en su casa carece de prestigio»

🕔09:17, 2017-08-04

En aquel tiempo, Jesús viniendo a su patria, les enseñaba en su sinagoga, de tal manera que decían maravillados: «¿De dónde le viene a éste esa sabiduría y esos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?

Ver Nota Completa

Las parábolas de Jesús siembran las semillas del Reino

🕔01:15, 2017-08-03

Las parábolas de Jesús son un modo especial de narración. Emplean imágenes disponibles de la vida cotidiana local, pero, de la manera más breve posible, también ayudan a desbancar comprensiones comunes de cómo Dios se relaciona con el mundo y con el pueblo al que considera suyo.

Ver Nota Completa

El Hijo Pródigo

🕔02:07, 2017-08-02

Esta parábola recalca la misericordia de Dios hacia los pecadores arrepentidos y su alegría ante la conversión de los descarriados; esto ha llevado a muchos teólogos y expertos bíblicos a pensar que el nombre de la parábola debería ser "el padre misericordioso", en lugar de "el hijo pródigo".

Ver Nota Completa

Jesús nos enseña por medio de parábolas

🕔02:25, 2017-08-01

Las parábolas de Jesús, son aquellas breves narraciones dichas por Jesús de Nazaret que encierran una educación moral y religiosa, revelando una verdad espiritual de forma comparativa. No son fábulas, pues en estas no intervienen personajes animales con características humanas, ni alegorías.

Ver Nota Completa

El magisterio sapiencial de Jesús

🕔01:42, 2017-07-31

Jesús, al enseñar, abarca múltiples cuestiones. La ley del amor se concreta en diversos consejos llenos de luz. Uno de ellos es acerca de los juicios internos acerca de los demás. Cuando éstos nacen del amor serán buenos, si nacen del desprecio no pueden edificar.

Ver Nota Completa

«El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido»

🕔13:44, 2017-07-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo que, al encontrarlo un hombre, vuelve a esconderlo y, por la alegría que le da, va, vende todo lo que tiene y compra el campo aquel».

Ver Nota Completa

«María ha elegido la parte buena, que no le será quitada»

🕔13:11, 2017-07-29

Una mujer, llamada Marta, recibió a Jesús en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo?

Ver Nota Completa

Síganos en Redes Sociales

Noticias Más Leídas Hoy

Ver Otras Más Leídas