Internacional - Seguridad y Justicia

Saab acusa a Estados Unidos de no revelar información sobre su caso

2022-08-26

El gobierno estadounidense considera a Saab un testaferro de Maduro y lo ha acusado de amasar una...

Por GISELA SALOMON

MIAMI (AP) — El empresario colombiano Alex Saab, acusado de haber lavado cientos de millones de dólares provenientes de negocios corruptos con el presidente venezolano Nicolás Maduro, dijo el viernes que Estados Unidos se niega a ofrecer evidencia que mostraría que goza de inmunidad diplomática.

“Estamos muy preocupados”, expresó el abogado de Saab, Jonathan New. “Se están negando a suministrar esos documentos”, dijo en una audiencia realizada en los tribunales federales de Miami.

El gobierno estadounidense considera a Saab un testaferro de Maduro y lo ha acusado de amasar una fortuna de más de 350 millones de dólares a través de negocios que habría conseguido tras pagar sobornos a funcionarios venezolanos y falsificar documentos para obtener contratos de construcción de viviendas económicas.

Saab alega que no puede ser enjuiciado porque se desempeñaba como diplomático de Venezuela y estaba en una misión humanitaria camino a Irán cuando su avión fue detenido en Cabo Verde al parar para recargar combustible.

Lo que su defensa procura es que se deseche el caso y demostrar que Washington sabía que él actuaba como diplomático cuando pidió su extradición a Cabo Verde.

El gobierno estadounidense, por su parte, ha dicho que no ha encontrado documentos que muestren que ese eral su rol al momento de ser detenido.

Saab, quien anteriormente se desempeñó como informante de la agencia antidrogas estadounidense DEA, fue extraditado en octubre de 2021 desde Cabo Verde y desde entonces permanece detenido en una prisión federal del sur de Florida. De ser encontrado culpable podría enfrentar una condena de hasta 20 años de cárcel.

En noviembre se declaró inocente y aún podría evitar un juicio si sellara un acuerdo con la fiscalía, algo común entre los acusados. Eso le permitiría enfrentar una sentencia más leve a cambio de ofrecer información al gobierno.

En la audiencia de cerca de media hora del viernes, el juez Robert Scola le dio plazo a la fiscalía hasta mediados de septiembre para presentar los documentos que requiere Saab. El empresario no efectuó declaraciones. Lucía serio y tenía auriculares en sus oídos para escuchar la traducción de lo que se decía al español. Ingresó a la sala vestido con uniforme beige de preso, tapabocas blanco, esposas en sus muñecas y grilletes sujetos por cadenas en los tobillos.

En un pedido al juez presentado el día anterior para que acelere la entrega de evidencias, el abogado de Saab explicó que los documentos requeridos incluyen material de los Departamentos de Justicia, Estado, Defensa y Tesoro y abarcan correos electrónicos, textos, comunicaciones electrónicas, cables diplomáticos y reportes que contienen información sobre el rol de Saab como enviado especial o en su rol de diplomático venezolano, su viaje a Irán y el propósito de ese viaje, el vuelo en el que viajaba y que aterrizó en Cabo Verde, y documentos que se encontraron en el avión o se requisaron a Saab durante su arresto.

Esas evidencias son claves para una audiencia del 31 de octubre, en la que se abordará específicamente el tema de la inmunidad diplomática.

El fiscal Kurt Lunkenheimer aseguró que el gobierno ya había facilitado gran parte de los documentos, incluido un resumen del Departamento de Justicia, pero New alega que esa información es insuficiente y carece de detalles.

El juez Scola le ordenó a la fiscalía que entregara lo restante lo antes posible.

“Estamos haciendo todos los esfuerzos”, dijo Lunkenheimer.



Jamileth