Deportes

El Real Madrid pierde a Benzema para el resto de septiembre

2022-09-07

Hasta su percance en el Celtic Park, Karim Benzema era el único jugador merengue de campo...

Lorenzo Calonge | El País

Las pruebas médicas a Karim Benzema no arrojaron los peores resultados, pero sí dejan al Real Madrid sin el delantero para los tres compromisos que le quedan en septiembre, según las estimaciones del cuerpo médico blanco. El nueve francés, que este martes se retiró a la media hora del estreno de Champions contra el Celtic (0-3), sufre una lesión en el músculo semitendinoso y una sobrecarga en el cuádriceps de la pierna derecha. Lo positivo es que no tiene afectado el menisco.

Eso supone que, siempre según los cálculos de club, no se encontrará disponible este domingo ante el Mallorca (14.00), ni frente al Leipzig (miércoles 14) ni en el derbi en el Metropolitano (domingo 18). Tampoco está previsto que acuda con la selección en la próxima ventana (a partir del día 19). Si los plazos se cumplen, el Madrid aspira a recuperarlo para el 2 de octubre, contra Osasuna en el Bernabéu.

Hasta su percance en el Celtic Park, Karim Benzema era el único jugador merengue de campo que había disputado íntegros los seis partidos oficiales (450 minutos). Su físico hace tiempo que se convirtió en una cuestión de estado en Valdebebas, por la dependencia de él y la ausencia de un sustituto claro en la plantilla. Con 34 años y medio, y de vuelta a la selección tras un lustro expulsado, la carrocería del atacante es el bien más preciado en el vestuario.

Tanto que esta pretemporada no se incorporó hasta la segunda fase, ya en Los Ángeles. Su edad, la necesidad que tiene el Madrid de él, y la proximidad de un Mundial (del 20 de noviembre al 18 de diciembre en Qatar) que se presenta como un reto profesional y casi personal para Karim, tras mucho tiempo alejado de Les Bleus, se convierten en un delicado cóctel para su percha. Cuando la inmensa mayoría de los jugadores de su edad buscan rebajar el estrés sobre su cuerpo en un calendario muy asfixiante, Benzema ha elevado el umbral con su ansiado retorno con Francia. Ya la pasada campaña se perdió por lesión o precaución una decena de encuentros, el doble que la anterior.

Ahora su baja coincide con dos citas exigentes (Leipzig y Atlético) que vuelven a poner al equipo blanco frente a su gran déficit. Durante meses, el Madrid se movió con la expectativa de contar con Kylian Mbappé y su plantón de última hora supuso una grave alteración en los planes del club para una delantera que viene arrastrando esta carencia hace tres cursos. Sin el francés y con Haaland ya en el City, en la entidad se impuso la cautela ante la ausencia en el mercado de otro jugador de estas características y posibilidades, tanto futbolísticas como de explotación económica. Fue un Mbappé o nada, y fue nada.

Desahuciados los dos nueves naturales (Jovic y Mariano; el primero ya salió a la Fiorentina a coste cero tras comprarlo por 60 millones en 2019), Carlo Ancelotti tiene que recurrir de nuevo a soluciones de emergencia. Anunció en pretemporada que iba a probar en esa ubicación a Eden Hazard y el belga terminó siendo el elegido en Escocia pese a su escasa participación hasta entonces (apenas sumaba 39 minutos). De menos a más, la noche resultó revitalizante para el ex del Chelsea, que se marchó con un gol a placer, una asistencia meritoria y la participación en el primer tanto. El emergente Rodrygo se presenta como otra de las opciones principales. Ya en un segundo plano, también Asensio y el eterno Mariano opositan a la plaza caliente.

Durante todas las ausencias de Benzema, el técnico italiano no dejó de darle vueltas a este roto. Primero tiró por los parches naturales, con Jovic y Mariano. Y ya después de las Navidades, confirmada la pobre aportación de ambos, recurrió al falso nueve con Asensio, Isco, Rodrygo y hasta Modric. Nada le convenció. El experimento con el croata en el clásico del Bernabéu, incluso, causó un enorme estrago en el equipo (0-4). Por probar, hasta Bale salió en esa posición en una de sus contadas apariciones. El nuevo percance de Karim vuelve a situar al Madrid ante su espejo, ante su primera crisis sin Benzema apenas empezado septiembre.

Preguntado el pasado sábado por el riesgo que corría debido al hecho de que el francés era el único futbolista blanco de campo con todos los minutos a cuestas, Ancelotti decidió negar la mayor: “No es verdad que no tiene sustituto. Tiene muchos: Mariano, Hazard, Rodrygo, a veces Asensio, a veces Modric ha jugado ahí y no ha salido bien...”, comentó ante las risas en la sala de prensa y su propia sonrisa, al recordar todos el desaguisado táctico contra el Barcelona con el balcánico en el vértice del ataque.

Por su parte, la ecografía a Militão dejó mejores noticias. Al central brasileño, que este martes fue sustituido en el descanso por una sobrecarga en el isquio de la pierna izquierda, no se le apreció lesión y el Madrid no lo descarta del todo contra el Mallorca, aunque todo apunta, añaden desde dentro, a que descanse este domingo.
 



aranza