Editorial

‘El fin de la abundancia’

2022-09-14

Por todo el continente, escribe Liz Alderman, corresponsal de negocios en Europa, se han impuesto...

Por Elda Cantú  | The New York Times

Europa sigue ajustándose el cinturón. Al recrudecerse la crisis de energía debido al control de Rusia sobre los suministros, los países y las personas implementan formas de gastar menos.

Por todo el continente, escribe Liz Alderman, corresponsal de negocios en Europa, se han impuesto medidas para disminuir el consumo energético: Alemania mantendrá abiertas unas centrales nucleares que planeaba clausurar; Italia busca que Argelia sea su nuevo proveedor de gas natural para sustituir el combustible ruso y España trabaja para mejorar la eficiencia energética en los edificios y las industrias.

En Francia, el presidente Emmanuel Macron hizo un llamado para pedir moderación. “Lo que describo es el fin de la abundancia”, añadió.

En otros contextos y países no todos están en modo austeridad.

Basta ver el furor que causó una tienda fugaz, o pop-up, en un centro comercial de Texas, hasta donde llegó Shein, la marca china de fast fashion que ofrece prendas de bajísimo costo. “Es tan asequible”, decía una compradora en el reportaje que publicamos hace unos días. Sin embargo, hay quienes señalan que Shein tiene prácticas laborales cuestionables y promueve un consumo sin conciencia por el medioambiente.

¿Qué opinas de las marcas globales de moda rápida? ¿Permiten que más personas tengan acceso a un guardarropa a la moda o solo incentivan un consumo con impactos nocivos y desmedidos? Participa con tus comentarios.

Breves del frente de batalla

    El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aplicó una estrategia interna para proteger a su pueblo de las penurias de la guerra. De este modo se asegura de que haya indiferencia hacia lo que acontece en Ucrania. Una crónica que vale la pena leer con detenimiento.

    Las fuerzas ucranianas retomaron el bastión militar ruso de Izium el fin de semana. Algunos de los partidarios de la guerra han empezado a expresar frustración.

    El Kremlin está impulsando las acusaciones infundadas de que Estados Unidos opera laboratorios en Ucrania. No han aportado pruebas, pero la desinformación se propaga.



Jamileth