Internacional - Política

Redes de desinformación marcan las elecciones en Brasil

2022-11-04

Lula, un expresidente, ganó la segunda vuelta por un estrecho margen del 50,9% frente al...

 

SAO PAULO, 4 nov (Reuters) - Las elecciones presidenciales de Brasil estuvieron marcadas por la proliferación de sofisticada desinformación que atacó al sistema de votación y luego cuestionó la imparcialidad de la autoridad electoral nacional, dijo el viernes el Centro Carter.

El grupo sin fines de lucro con sede en Estados Unidos, pionero en la observación electoral internacional desde la década de 1980, dijo que tanto el candidato ganador, el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, como el presidente en funciones, el derechista Jair Bolsonaro, fueron blanco de campañas de desinformación.

"Nuestro análisis de las principales organizaciones de verificación de datos indica que la mayoría de los ataques se dirigieron a la campaña de Lula", dijo el centro en un comunicado al concluir su misión de observación de las elecciones brasileñas.

El Centro Carter envió una misión de expertos al país sudamericano por invitación del Tribunal Superior Electoral (TSE), que invitó a un número récord de observadores extranjeros como forma de hacer frente a las reiteradas críticas de Bolsonaro al sistema de voto electrónico.

Bolsonaro ha argumentado sin pruebas que el sistema es vulnerable al fraude y, en las semanas previas a la segunda vuelta, intensificó sus ataques a los funcionarios electorales.

Hasta la primera ronda de la votación, el 2 de octubre, la narrativa de desinformación dominante se centró en los defectos del sistema de votación, dijo el grupo, y agregó que el tribunal proporcionó un amplio conjunto de procedimientos de auditoría para hacer frente a las denuncias.

"Respondiendo a las sugerencias de los auditores en anteriores procesos electorales, los tribunales han aumentado sucesivamente el alcance de estas auditorías y han reducido las restricciones para los auditores", dijo.

En la segunda vuelta de las elecciones, el foco de atención pasó a ser el cuestionamiento de la imparcialidad del TSE, según el Centro Carter.

El TSE también investigó la producción y distribución de información errónea, así como sus mecanismos de financiación.

En las últimas semanas de la campaña, el tribunal decidió ampliar su capacidad para eliminar rápidamente contenidos de las plataformas de redes sociales, una medida que, según el Centro Carter, "suscitó preocupación por la interferencia con los derechos fundamentales".

Lula, un expresidente, ganó la segunda vuelta por un estrecho margen del 50,9% frente al 49,1% de Bolsonaro en las elecciones más divisivas de Brasil en décadas.



aranza