Internacional - Población

Erupción del Semeru sepulta casas, daña un puente en Indonesia

2022-12-05

El monte Semeru, en el distrito de Lumajang, en Java Oriental, expulsó densas columnas de...

Por AGOES BASOEKI

SUMBERWULUH, Indonesia (AP) — La mejora del clima el lunes permitió a los rescatistas reanudar las labores de evacuación y una búsqueda de posibles víctimas tras una erupción del volcán más alto en la isla más densamente poblada de Indonesia, provocada por las lluvias del monzón.

El monte Semeru, en el distrito de Lumajang, en Java Oriental, expulsó densas columnas de ceniza que superaron los 1,500 metros (casi 5,000 pies) de altura el domingo. Pueblos y localidades cercanas quedaron cubiertos de ceniza, que ocultaba el sol, aunque no se reportaron víctimas.

Cientos de rescatistas se desplegaron el lunes por las localidades más afectadas de Sumberwuluh y Supiturang, donde las casas y mezquitas quedaron sepultadas hasta el tejado por toneladas de material volcánico.

Las intensas lluvias erosionaron y finalmente provocaron un colapso del domo de lava en lo alto del volcán de 3.676 metros (12.060 pies), lo que desencadenó una avalancha de gas caliente y lava por sus laderas hacia un río cercano. El gas abrasador descendió por la montaña, envolvió poblados enteros y destruyó un puente que acababa de reconstruirse tras una potente erupción el año pasado.

La última gran erupción del Semeru fue en diciembre de 2021, cuando estalló con furia y mató a 51 personas en poblados que quedaron sepultados por varias capas de lodo. Varios cientos de personas sufrieron quemaduras graves y la erupción obligó a evacuar a más de 10,000 personas. El gobierno trasladó unos 2.970 hogares fuera de la zona de peligro, incluido el poblado de Sumberwuluh.

El jefe del distrito de Lumajang, Thoriqul Haq, dijo que la gente aún conmocionada por la erupción del año pasado huyó por su cuenta cuando oyó que la montaña comenzaba a resonar el domingo por la mañana, de modo que “pudieron evitarse bajas”

“Han aprendido una lección importante sobre cómo evitar el riesgo de erupción”, dijo mientras inspeccionaba un puente dañado en la población de Kajar Kuning.

Casi 2,000 personas huyeron a refugios de emergencia en varias escuelas, pero muchos habían vuelto a sus hogares el lunes para atender su ganado y proteger su propiedad, explicó.

Un incremento de la actividad volcánica el domingo por la tarde hizo que las autoridades ampliaran la zona de peligro a 8 kilómetros (5 millas) a la redonda del cráter, y los científicos elevaron al más alto el nivel de alerta del volcán, indicó Hendra Gunawan, que dirige el Agencia de Vulcanología y Mitigación del Riesgo Geológico.

Se recomendó a la gente que evitara el sector sureste a lo largo del río Besuk Kobokan, que está en el camino de la colada de lava, señaló.

El Semeru, también conocido como Mahameru, ha hecho erupción varias veces en los últimos 200 años. Aun así, como ocurre con muchos de los 129 volcanes activos vigilados en Indonesia, decenas de miles de personas siguen viviendo en sus fértiles laderas.

Indonesia, un archipiélago de más de 270 millones de personas, se encuentra en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, un arco de fallas donde se producen frecuentes sismos y actividad volcánica.



Jamileth