Internacional - Política

Pakistán niega violar libertad religiosa, como afirma Estados Unidos

2022-12-08

Washington incluyó a Pakistán en una lista de 12 países, a los que considera...

Por ZARAR KHAN

ISLAMABAD (AP) — Pakistán criticó el jueves que el Departamento de Estado de Estados Unidos haya catalogado al país la semana pasada como uno de “preocupación particular” con respecto a las libertades religiosas.

Washington incluyó a Pakistán en una lista de 12 países, entre ellos China, Rusia, Irán, Arabia Saudí y Corea del Norte, a los que considera Estados que “participaron o toleraron violaciones particularmente severas de la libertad religiosa”. El anuncio fue hecho por el secretario de Estado Antony Blinken.

El Ministerio del Exterior de Pakistán describió el jueves la calificación como “separada de las realidades en el lugar”.

Un portavoz del Ministerio también expresó su preocupación de que India, que Islamabad sostiene que es “notoria por la violación de las libertades religiosas de las minorías”, no haya sido incluida en la lista.

En su sesión informativa semanal, la portavoz Mumtaz Zahra Baloch manifestó su decepción por la medida de Estados Unidos, calificándola de “designación unilateral y arbitraria”.

“Pakistán tiene una sociedad multirreligiosa y pluralista con una rica tradición de armonía interreligiosa”, sostuvo Baloch, que agregó que la libertad religiosa y la protección de los derechos de las minorías están garantizadas por la Constitución del país.

La vocera señaló que Islamabad ha expresado sus preocupaciones a Washington sobre la designación.

Si bien había sido incluido anteriormente en esa misma lista, Pakistán no fue designado el año pasado por primera vez como un “país de especial preocupación” con respecto a cuestiones religiosas.

Islamabad suele aparecer en la lista porque debido a que no ha reformado su polémica ley contra la blasfemia. En Pakistán, tan solo el rumor de insultar al islam puede incitar a la muchedumbre y provocar linchamientos.

Estados Unidos define como particularmente severas las “violaciones sistemáticas, progresivas y atroces de la libertad religiosa”, incluyendo la tortura, la detención prolongada sin cargos, las desapariciones forzadas y otras violaciones. El listado es revisado anualmente.

En años recientes, los extremistas islámicos han atacado repetidamente a las minorías religiosas en Pakistán, entre ellas los musulmanes chiíes y los cristianos. Los miembros de la secta Ahmadi enfrentan una severa discriminación y están sujetos a restricciones con base en una ley de 1984 que les prohíbe “hacerse pasar por musulmanes”.



Jamileth