Derechos Humanos

ONG latinoamericanas denuncian en Bruselas "explotación" de multinacionales

2009-11-18

Los manifestantes criticaron la

Bruselas, (EFE).- Representantes de diversas asociaciones latinoamericanas denunciaron hoy en Bruselas la "impunidad" con la que multinacionales europeas -entre las que mencionaron a las españolas Repsol, Pescanova o Unión Fenosa- "explotan" los recursos de la zona y "violan sistemáticamente los derechos humanos".

Miembros de ONG, sindicatos, movimientos sociales y medioambientales agrupados en la red Enlazando Alternativas se concentraron hoy en Bruselas frente a los edificios de la Comisión y el Consejo de la Unión Europea (UE) y participaron en la Eurocámara en una audiencia organizada por el grupo de la Izquierda Unida europea.

Los manifestantes criticaron la "complicidad" de la UE en los "delitos económicos" perpetrados por múltiples multinacionales europeas.

"La UE está subvencionando directa o indirectamente a estas empresas, a pesar de que producen corrupción y violan los derechos humanos en América Latina", según el portavoz del Observatorio de la Deuda y la Globalización, el catalán David Llistar.

El activista recordó que "particularmente las compañías españolas" -como Repsol, Iberdrola, Banco Santander o Pescanova- atentan "sistemáticamente" contra los derechos de los latinoamericanos, ya sea por impacto directo -como cuando las petroleras contaminan- o por su influencia negativa en las políticas públicas.

Llistar indicó que las compañías españolas suponen más de la mitad de la inversión europea en la región y recalcó que "está en manos del Gobierno español y de las empresas españolas dejar de producir delitos económicos".

Un ejemplo es el caso de Unión Fenosa, "una de las empresas más denunciadas", según Llistar, que comete "abusos e irregularidades" en Nicaragua al "aumentar de forma desconsiderada las tarifas", lamentó la portavoz de la organización "Otro mundo es posible", Dolores Jarquín.

En consecuencia, el servicio es "inaccesible" para los miles de nicaragüenses que perciben salarios de 100 dólares al mes, precisó Jarquín.

En la audiencia en el Parlamento Europeo, el secretario general del Tribunal Permanente de los Pueblos, Gianni Tognoni, denunció la "disociación entre el discurso y las acciones" de la Unión Europea y opinó que el Derecho internacional "no está lo bastante maduro" como para hacerse cargo de los delitos económicos, que, a su juicio, deberían ser tratados como "crímenes de guerra".

El medio centenar de representantes sociales reunido en Bruselas rechazó, además, la negociación para un acuerdo de libre comercio entre la UE, Colombia y Perú, cuya séptima ronda se celebra esta semana en Bogotá.

El representante de Redes-Amigos de la Tierra Sebastián Valdomir auguró que los "crímenes corporativos" se agravarán con la consecución de los tratados de libre comercio que la UE planifica con diversos países y regiones del subcontinente.

En concreto, destacó que la UE está "presionando mucho" en la negociación de apartados como los servicios financieros y la propiedad intelectual, que afecta a sectores como el de los medicamentos, unos productos que, en su opinión, se verán "encarecidos" si se firman los tratados.



VGQ