Internacional - Política

Más de 36,000 bolivianos repetirán mañana su votación por irregularidades

2010-04-17

Asimismo, el mandatario boliviano ratificó ayer su intención de enjuiciar a las...

La Paz, (EFE).- Un total de 36,288 bolivianos repetirán mañana su votación para gobernadores y alcaldes en 154 mesas electorales, después de que se detectaran irregularidades en la votación del pasado 4 de abril, según informó hoy la Corte Nacional Electoral (CNE).

No obstante, los resultados no variarán la tendencia ya conocida.

Según un informe de la CNE, el departamento en el que más bolivianos tendrán que volver a sufragar será Santa Cruz (Este), donde un total de 13,978 personas votarán de nuevo para elegir a su gobernador y 13,892 para alcalde, en 114 mesas habilitadas.

En La Paz se volverán a colocar 30 mesas, en las que 4,094 paceños sufragarán para gobernador y 2,565 para alcalde.

Por su parte, en el departamento andino de Oruro, se instalarán dos mesas para que voten 187 electores para prefecto y 342 para alcaldía, mientras que en Pando (norte), se habilitarán 8 mesas para que 617 personas elijan a su gobernador y 613 a su primer edil.

En total, el pasado domingo 4 de abril funcionaron 23,844 mesas electorales, por lo que la repetición en las 154 mesas no variará sustancialmente los resultados más importantes ya conocidos.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del presidente Evo Morales, ganó en las gobernaciones de Chuquisaca y Potosí (sur), Cochabamba (centro), Pando (norte), La Paz y Oruro (oeste).

En tanto que la oposición ha vencido en las regiones de Beni (nordeste), Santa Cruz (este) y Tarija (sur).

En la misma jornada electoral, la oposición ganó en siete de las más importantes alcaldías del país, y el MAS sólo en tres.

El cómputo electoral ha estado marcado por las denuncias de fraude lanzadas por Morales y sus opositores regionales, tras unas elecciones que han resultado más reñidas de lo que se esperaba.

Las acusaciones han ido subiendo de tono hasta provocar incidentes, algunas peleas en las calles y cercos a oficinas electorales en regiones donde el partido de Morales salió derrotado.

Asimismo, el mandatario boliviano ratificó ayer su intención de enjuiciar a las autoridades electorales regionales del país por supuesto fraude en los comicios, a las que acusó de "hacer maniobras para favorecer a los conservadores".



VGQ