Internacional - Finanzas

El BCE llama a ser prudentes al regular o querer imponer tasas a los bancos

2010-04-17

MADRID, 2010 (AFP) - El Banco Central Europeo advirtió este sábado de que no se puede, con el pretexto de evitar una nueva crisis, pedir demasiado a los bancos, ya sea en forma de tasas o de endurecimiento normativo, so pena de frenar la recuperación económica.

Cuando cada vez más países piden imponer una tasa a los bancos, para hacerles pagar la pasada o prevenir futuras crisis, el próximo vicepresidente del BCE, el portugués Vitor Constancio, llamó a ir con calma en este tema.

"Tenemos que evaluar el impacto general de todo lo que se está estudiando actualmente en materia de regulación del sector bancario", dijo a los periodistas al margen de una reunión de ministros de Economía y bancos centrales de la Unión Europea (UE) en Madrid.

Mientras no se finalicen estos estudios, es "un poco prematuro" pronunciarse, añadió.

Paralelamente a las ideas sobre eventuales tasas a los bancos, en Europa y a nivel internacional se trabaja para endurecer las exigencias de transparencia y de fondos propios, con la esperanza de anticipar próximas crisis.

"Tenemos que tratarlo en conjunto, no podemos tratar aisladamente los distintos aspectos y es el conjunto el que debe ser optimizado", advirtió el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.

Subrayó la importancia de tener "lo que es necesario (...) para que el sistema bancario y el sistema financiero sea sólido" a medio y largo plazo, pero cuidando que ello "no ponga en peligro la recuperación" económica.

Según él, es necesario "una buena calibración y una buena transición" para estas nuevas exigencias, y hay que ver en el momento oportuno "cuál es la buena calibración de las eventuales tasas, los impuestos eventuales, contribuciones eventuales" pedidas a los bancos.

El gobernador del banco central italiano, Mario Draghi, también llamó a "evaluar el impacto sobre el sector bancario" antes de imponer una tasa.

El italiano recordó que los bancos ya están sufriendo debido a la crisis "importantes pérdidas de créditos".

Las inquietudes de los bancos centrales parecen haber sido atendidas.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, reconoció que no hay que "regular de más" y la ministra española de Economía, Elena Salgado, cuyo país ocupa la presidencia rotatoria de la UE, afirmó que hay que "evitar imponer al sector financiero cargas excesivas que podrían pesar sobre la reactivación económica".

Los ministros de la UE examinaron este sábado las diferentes ideas de tasas actualmente en estudio a nivel europeo para que los bancos contribuyan al coste de la crisis, financiar la adaptación al cambio climático o la ayuda al desarrollo.

"Todavía no hemos tomado ninguna decisión", dijo Salgado, subrayando que "todavía hay mucho trabajo por hacer".

Los europeos esperan llegar a una posición común sobre el asunto, debatido en el marco del G20.



VGQ