Derechos Humanos

Lamenta Samuel Ruiz que el Estado reprima a defensores de derechos humanos

2010-04-17

El obispo Raúl Vera López, aseguró que, aunque se acabe con los defensores de...

Carolina Gómez Mena / La Jornada

El obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz, lamentó que en México los defensores de derechos humanos sufran "represión del Estado", y acotó que, pese a esto y "a que el camino es largo y el precio es alto, tenemos la satisfacción de estar contribuyendo al desarrollo de una sociedad más democrática y fraternal".

En torno a la violación a derechos humanos de civiles en el combate del Ejército contra el narcotráfico, así como a la muerte de inocentes, Samuel Ruiz destacó que "evidentemente merece la atención mirar ese crecimiento indebido de víctimas".

Al inaugurar el tercer Encuentro Nacional de Defensores de los Derechos Humanos: La labor de los defensores de derechos humanos, una tarea peligrosa en México, el prelado exhortó a esos activistas a "no desmayar en la lucha" por resguardar las garantías individuales, pese a las dificultades que enfrentan.

Precisó que, aunque hay un avance en "la toma de conciencia de la gente sobre su propia dignidad, hay retrocesos que vencer".

Antes, José Ibáñez Aguirre, integrante del Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana, expuso que en México sólo se denuncian "50 por ciento" de los casos de atropellos contra defensores de garantías. Añadió que en algunos estados, incluso organizaciones de este tipo "están cambiando de sede debido a persecuciones por su trabajo".

Abundó que la "rebeldía, la protesta" por la dignificación de la sociedad "es un derecho humano, una función social necesaria para que una democracia funcione", pero lamentó que en México "haya una especie de colapso, de intereses perversos que quieren meter a la ciudadanía más progresista en sus casas, pero no hay que transigir".

El obispo de Saltillo, Raúl Vera López, aseguró que, aunque se acabe con los defensores de derechos humanos, la lucha que éstos despliegan en pro de establecer un "mundo diferente y una sociedad en la que todos tengamos un lugar" no desaparecerá.

Criticó que los derechos de muchas personas sean violentados con la permanencia y multiplicación de la desigualdad. "La pobreza creciente, la ausencia de políticas serias, la violencia, el desempleo, la desigualdad social y la penetración del crimen organizado en el Estado agravan esa situación", consideró.

El también presidente honorario de la Red Solidaria Década contra la Impunidad criticó las modificaciones a las leyes que tutelan los derechos de los trabajadores, las cuales "sólo buscan poner en manos de los voraces" a los obreros, con lo que se establecerá una nueva forma de "esclavitud".



EEM