Reportajes

Recortes en salud en España: "No te pongas enfermo, estamos en crisis"

2011-11-08

En L'Arboç, como en muchos lugares de la rica región española de Cataluñae,...

Por Anna Cuenca, AFP

L'ARBOÇ, (AFP) - El pueblo de L'Arboç tenía un doctor de guardia desde el siglo XIX y desde hace dos décadas un dispensario abierto las 24 horas. Pero en los últimos meses, a las nueve de la noche el personal se va y la sala de espera se llena de vecinos que ocupan el lugar para protestar.

En L'Arboç, como en muchos lugares de la rica región española de Cataluña (noreste), pacientes y médicos están enzarzados en una cruzada por la defensa de su sistema público de salud, víctima de drásticos recortes presupuestarios.

Para algunos es una cuestión de supervivencia, como Antonio Moreno, de 65 años, operado seis veces de cáncer.

"Estoy asustado, no quiero morir, tengo la ambición de vivir muchos años y si me vienen con recortes no lo voy a lograr", se angustia, firmemente apoyado en su bastón. "En la última operación, ya una vez ingresado, me dijeron que no me podían operar porque no había anestesista", recuerda.

Pese a su fragilidad, se suma todas las semanas a una protesta en el hospital de Bellvitge, uno de los mayores de Barcelona y uno de los que más sufre los recortes.

"Se ha reducido un 10% el presupuesto del hospital" así que "durante tres meses hemos tenido 300 camas cerradas, es decir un tercio del hospital, y hemos tenido cerrados más de la mitad de los quirófanos", explica la doctora Teresa Fuentelsaz.

"La Unidad de Cuidados Intensivos de cirugía cardiaca continúa cerrada, eso quiere decir que muchas personas que tenían programada una intervención de corazón, que se considera de máxima gravedad, se han tenido que ir a su casa sin que las operen", agrega Paloma de la Calle, auxiliar de enfermería.

Situaciones similares se viven en todos los grandes centros médicos de Cataluña.

"No te pongas enfermo, estamos en crisis", advierte una enorme pancarta en Vall d'Hebron, otro gran hospital de Barcelona.

Decidido a sanear unas finanzas públicas asfixiadas por el déficit, el gobierno regional catalán, del grupo conservador nacionalista Convergència i Unió, impuso un ahorro del 10% en el presupuesto de salud, es decir 1,000 millones de euros.

En plena campaña electoral para las legislativas del 20 de noviembre, estos tijeretazos en el gasto público son duramente criticados por los socialistas españoles, a quien todos los sondeos dan como perdedores frente a una derecha que defiende políticas de austeridad.

En L'Arboç, localidad de 5,000 habitantes en la provincia de Tarragona, el cierre de las urgencias nocturnas obliga a los enfermos a recorrer una decena de kilómetros en mitad de la noche hasta el hospital más cercano.

"Desde el siglo XIX, siempre había habido un médico que vivía aquí, llamabas a su puerta y te atendía a cualquier hora del día o de la noche", explica la regidora de salud del ayuntamiento, Montse P. Gallego.

Y hace 17 años se inauguró un centro médico que ha estado abierto las 24 horas, 365 días al año, hasta el pasado 1 de septiembre.

Ahora, cuando médicos y enfermeras se van, todas las noches los vecinos protestan, entorno a un juego de cartas o de bingo que ayuda a pasar el tiempo hasta el amanecer.

Entre los asiduos está Montserrat Pérez, de 89 años, que pese a su avanzada edad y su frágil salud acude puntual a la cita.

"Vengo para pedir que no nos quiten además las ambulancias, porque hay personas en el pueblo que están solas y no tienen a nadie que las lleve al hospital", explica.

"Las personas mayores o las madres solas con niños pequeños", precisa su vecina Rosa María Holgado, de 40 años.

Pero las consecuencias de los recortes no recaen únicamente en los pacientes.

"Nos vemos obligados a realizar más trabajo, puesto que disponemos de menores medios, y además a hacerlo en una situación de mayor presión", explica la doctora Carmen Pérez en el barcelonés Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Esto "puede poner en peligro la calidad del servicio", advierte esta profesional de uno de los hospitales más antiguos de Europa, fundado en 1401.



ROW