Internacional - Seguridad y Justicia

Fiscal general EU enfrentará al Senado por operación de armas

2011-11-08

Holder está desde hace meses inmerso en una guerra verbal con los legisladores republicanos...

Por Jeremy Pelofsky, Reuters

WASHINGTON (Reuters) - El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, comparecerá ante un comité del Senado el martes para responder preguntas sobre una fallida operación que buscaba monitorear el tráfico de armas por parte de los principales cárteles de droga mexicanos.

Holder está desde hace meses inmerso en una guerra verbal con los legisladores republicanos por la "Operación Rápido y Furioso", que llevó a algunos críticos a demandar su renuncia.

Los legisladores quieren saber quién aprobó el permiso para que compradores falsos adquieran casi 2,000 armas de los cárteles y quién estaba al tanto. El fiscal general dijo que se enteró recién después de que estalló la controversia, pero los republicanos han expresado sus dudas.

Hasta ahora, no hay evidencia de que Holder o sus principales colaboradores hayan leído los memos de 100 páginas que informaban y se referían en términos generales a la operación.

Transcripciones de las declaraciones de Holder al Comité Judicial del Senado, publicadas por adelantado, reiteraron los comentarios que hizo en el pasado sobre "Rápido y Furioso": que tuvo errores y que es necesario hacer más para contener el tráfico de armas.

"Esta operación fue defectuosa tanto en concepto como en ejecución (...) Esto nunca debería haber ocurrido", dirá Holder de acuerdo a los extractos publicados el lunes.

"Como cada uno de ustedes, quiero saber por qué y cómo las armas de fuego que debían haber estado vigiladas terminaron en manos de cárteles de droga mexicanos", afirma en una parte de la declaración.

Los republicanos del Senado y la Cámara de Representantes que han investigado el escándalo criticaron duramente a Holder diciendo que tuvo que haber sabido sobre el caso. Algunos hasta exigieron su renuncia.

Para coincidir con la audiencia en el Senado el martes, la Asociación Nacional del Rifle (NRA por su sigla en inglés), un poderoso grupo de presión, comenzó a transmitir un aviso de 60 segundos por cable que también reclama la renuncia de Holder.

Sin embargo, eso es poco probable. El presidente Barack Obama dijo el mes pasado que apoya plenamente al fiscal a pesar de la controversia.

Holder instó al Congreso a proveer más recursos para la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos del Departamento de Justicia con el fin de perseguir las armas que son contrabandeadas a México.

También aseguró que la operación puso de relieve que "estamos perdiendo la batalla para detener el tráfico de armas ilegales hacia México".

La debacle salió a la luz luego de que el agente de frontera estadounidense Brian Terry murió en un tiroteo con inmigrantes ilegales. Dos de las armas halladas en la escena del crimen estaban vinculadas a la operación, aunque no se sabe si fueron las que dispararon el tiro fatal.



EEM