Internacional - Economía

Nubarrones europeos amenazan con oscurecer cumbre de la APEC en Hawai

2011-11-08

La cumbre de Hawai será la vigésimo segunda del Foro, y la primera en territorio...

Jordi Zamora, AFP

HONOLULU - Los nubarrones de la crisis europea amenazan con oscurecer la cumbre de economías de Asia y el Pacífico (APEC) que el presidente estadounidense, Barack Obama, abre este próximo fin de semana en su estado natal de Hawai.

Los 21 líderes de la mayor zona económica del planeta, que se extiende desde Chile hasta China, se dan cita anualmente para abrir sus respectivas economías al libre comercio, un objetivo habitualmente perseguido por Washington y frenado por Pekín.

La cumbre de Hawai será la vigésimo segunda del Foro, y la primera en territorio estadounidense desde 1993.

Washington espera poder anunciar en Hawai un acuerdo marco para unas negociaciones de libre comercio que sostienen nueve países de la APEC, el denominado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

El TPP incluye a Brunei, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Estados Unidos, Australia, Perú, Vietnam y Malaisia.

El objetivo es un tratado de libre comercio ambicioso, que incluya servicios, mercados financieros y que marque estrictas pautas en derechos intelectuales, un tema que obsesiona a Estados Unidos en plena era digital, o laborales.

Estados Unidos pretende aprovechar el impulso que supuso la aprobación en octubre de los TLC con Colombia y Corea del Sur.

Pero el Representante Comercial de Obama, Ron Kirk, ya reconoció en esa ocasión que el TPP continuará siendo negociado el año que viene.

"Está siendo una negociación muy dura. Son economías en desarrollo y desarrolladas" con objetivos diferentes, explicó en un reciente debate Michael Green, experto en Asia del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

Japón podría además anunciar en Hawai que se une a las negociaciones, lo que retrasaría indudablemente su progresión, especuló Green.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha anunciado recientemente que a medida que Estados Unidos abandona Irak y reduce su atención en Afganistán, el próximo escenario donde su país quiere centrarse es el Sudeste asiático, por su potencial económico.

Pero la dificultad principal para Obama es que la cumbre de la APEC sea dominada por la interminable crisis financiera y política en Europa, lo que pondría en evidencia de nuevo que su país no tiene gran capacidad de maniobra frente a sus confusos aliados.

"Por supuesto que habrá mucho interés en Europa. Y estoy seguro que el grupo tendrá oportunidades para intercambiar opiniones sobre lo que está pasando", reconoció este lunes el subsecretario del Tesoro para Finanzas Internacionales, Charles Collyns, en conferencia de prensa telefónica.

Pero el objetivo de Washington para la APEC es recordar a China sus deberes, en un momento en que el gigante asiático es cortejado abiertamente por los europeos para que les ayude a solventar sus problemas.

El tema a debate es nuevamente la cotización infravalorada del yuan chino, según Washington.

"Flexibilidad de una moneda no significa necesariamente apreciación, sino responder a las presiones del mercado", explicó Collyns.

"El problema con el liderazgo chino es que está muy fragmentado en la actualidad, y bastante nacionalista", explicó Green.

China no solamente es cortejado por Europa, sino también por América Latina, especialmente en países como Perú, donde sus inversiones son considerables.

El presidente peruano, Ollanta Humala, que busca abrir nuevos espacios de diálogo con Washington, se reunirá con Obama, quien a su vez también tiene agendada una cumbre de América del Norte, junto a su par de México, Felipe Calderón, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper.

Obama participará luego en una cumbre de países del Este Asiático en Bali -la primera vez que lo hace un presidente estadounidense- y luego en otra de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).



gilberto