Agropecuaria

Afecta caída de precios del café a millones de productores peruanos

2012-06-16

El presidente de la JNC, Anner Román, advirtió que a la baja de la producción...

Lima,  (Notimex).- Los efectos del desorden climático, asociados a la fuerte caída de precios del café en el mercado internacional, han puesto en situación de emergencia a tres millones de peruanos, alertó hoy la Junta Nacional del Café (JNC).

El presidente de la JNC, Anner Román, advirtió que a la baja de la producción se suma el desplome de precios del grano aromático, lo que pone en situación de emergencia a la cafeticultura peruana.

La población campesina que depende de la economía cafetalera está asentada a lo largo de 340 distritos rurales y 60 provincias, donde se ha confirmado una menor cosecha de 30 por ciento en relación a 2011, cuando fue de siete millones 200 mil quintales, indicó.

Estimó que tal vez se logre recoger alrededor de cinco millones de quintales, en 405 mil hectáreas, lo cual ocasionará que el valor de exportaciones apenas supere los 900 millones de dólares.

"Se ha reportado la caída de la producción de hasta 50 por ciento en la región San Martín, considerada la tercera región cafetalera, y en otras regiones, como Junín, Cajamarca y Cusco la caída es de 30 por ciento, mientras que en Amazonas se estima en 40 por ciento", añadió.

Esta situación, según Román, tendrá un grave impacto en la economía de las familias cafetaleras, y en la población que depende del comercio y servicios en la cadena de suministros y comercialización del grano aromático.

El también presidente de la Cooperativa CENFROCAFE, la mayor organización cafetalera del corredor del nororiente peruano, dijo que la no fertilización de los cafetales, repercutió negativamente en la productividad.

También se ha producido una alta infestación en los cafetales de enfermedades como la roya, que repercutieron en los bajos rendimientos.

Explicó que la caída del 30 por ciento en la producción equivale a 99 mil 360 toneladas, valorizadas en 319 millones de dólares, y por efectos de menores precios en relación a los costos (3.20 dólares/kilo), las pérdidas se estiman en 219 millones de dólares.

Esta situación dificultará que los productores puedan cumplir con las cuotas destinadas a la exportación de café y con el pago de los créditos asumidos para la cosecha de este año.

"Más bien necesitarán una inversión adicional para realizar trabajos de poda, abonamiento y manejo de sombra a fin de salvar la producción de este año", manifestó.

Román recordó que el café cerró esta semana a un precio promedio de 150 dólares el saco de cien libras en la Bolsa de Valores de Nueva York, habiéndose registrado una constante baja en los últimos meses.

"Esta reducción en los precios desmotiva a los productores. Y en el caso de los cafetaleros organizados aún más, pues cultivan granos orgánicos, finos, especiales, lo que implica un mayor esfuerzo y costo de producción", refirió.

Recordó que hace un año el precio promedio del café bordeaba los 250 dólares el quintal, lo que permitió una cifra record en las exportaciones de mil 550 millones de dólares, mientras que para este año, se prevé llegar a los mil millones de dólares.

El presidente de la JNC sostuvo que es urgente que se tome una serie de medidas que minimicen el impacto de esta caída en las regiones productoras, varias de las cuales están consideradas como zonas de pobreza.

Entre otras acciones, propuso fortalecer la rehabilitación de cafetales, promover la asociatividad, incentivar la titulación de terrenos, así como formalizar a los pequeños agricultores a través de las organizaciones de productores.

Perú es el tercer productor de café de América Latina, después de Brasil y Colombia, y se convirtió en la mejor opción para los compradores del exigente mercado internacional ante la caída de los cafés brasileños y colombianos.



gilberto