Nacional - Política

Rescatar al fracasado neoliberalismo, meta de la reunión en Los Cabos: ONG

2012-06-16

Encabezados por empleados de Mexicana de Aviación, repudiaron la política neoliberal...

Carolina Gómez y Ariane Díaz, La Jornada

Organizaciones sociales, sindicales, campesinas e indígenas aseguraron que el neoliberalismo ya fracasó, y que la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) es una "patada de ahogado" para intentar rescatar un sistema que sólo impone políticas que llevan al sufrimiento de los pueblos.

En vísperas del cónclave, que comienza pasado mañana en Los Cabos, Baja California Sur, y a dos semanas de las elecciones federales, miles de inconformes pertenecientes a organizaciones nacionales e internacionales marcharon del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino para exigir que los gobernantes dejen de ser gestores de las grandes corporaciones internacionales y apliquen políticas que beneficien a los trabajadores, el medio ambiente y a los pueblos originarios.

Encabezados por empleados de Mexicana de Aviación, repudiaron la política neoliberal del presidente Felipe Calderón, la cual ha arrojado a la calle a decenas de miles de trabajadores electricistas y de esa aerolínea.

Durante el mitin en la plancha del Zócalo, Fernando Perfecto, líder de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), aseguró que Calderón, en su calidad de presidente del G-20, irá a "presumir logros inexistentes" ante los países más ricos del mundo, cuando en realidad "el saldo de su gestión es violencia, pobreza, desempleo e impunidad".

Aseveró que ante este balance, es innegable que el mandatario mexicano es "el peor presidente que ha tenido México en los últimos años".

Afirmó que los tres casos emblemáticos de ineptitud política de las administraciones panistas son los conflictos minero, electricista y de Mexicana de Aviación, por lo que los trabajadores no darán ni un sufragio al PAN el próximo primero de julio, lo cual fue secundado por los presentes.

Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), también se sumó a esta propuesta, la cual completó pidiendo un "voto de castigo al PRI y al PAN" en los próximos comicios.

El canadiense Pierre Ives, del Comité Internacional contra el G-20, sostuvo que se debe poner en el poder a la gente que merecemos, y resaltó la poca representatividad del G-20. "Ellos son 20, nosotros somos 7 mil millones".

Susana Sanz, de España e integrante del 15-M, resaltó las coincidencias entre los movimientos de inconformidad que han surgido en todo el mundo y expresó solidaridad con el movimiento #YoSoy132 de México.

En tanto, la dirigente indígena ecuatoriana Blanca Chancozo destacó que los propósitos del G-20 y de Río+20 son los mismos: favorecer el capital, y aseguró que los gobernantes "no son más que empleados" de las corporaciones multinacionales.

Wilfrido Hernández, de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, aseveró que "el campo ha sido uno de los sectores más agraviados por las políticas neoliberales", y en el caso de México, en concreto tras la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC). Aseguró que luego de casi 30 años de neoliberalismo, el agro mexicano vive una verdadera tragedia, y llamó a la unidad de los sectores social, laboral y campesino.



gilberto