Internacional - Seguridad y Justicia

EU debe hacerse cargo de caballos de cártel mexicano

2012-06-16

La incautación se dio el mismo día que un agente del FBI testificó en Austin...

Por CHRISTOPHER SHERMAN, AP

MCALLEN, Texas, EE.UU.  — Agentes federales se vieron forzados a incautar decenas de caballos en Nuevo México, los cuales habrían sido usados en una operación de lavado de dinero para uno de los más poderosos cárteles de la droga en México, luego de que sus entrenadores se rehusaron a hacerse cargo de los animales, dijo la fiscalía.

Los fiscales esperaban que una orden previa de protección forzara a las compañías utilizadas como fachada de la supuesta operación a que pagaran por el cuidado de más de 400 caballos. Pero el gobierno tuvo que tomar la custodia de 12 caballos abandonados esta semana, dijeron los fiscales en documentos presentados el viernes ante la corte.

La incautación se dio el mismo día que un agente del FBI testificó en Austin que un entrenador de caballos de Texas acusado de ayudar al cartel de los Zetas a lavar dinero podría correr peligro de ser dejado en libertad bajo fianza. Eusevio Maldonado Huitrón, de 48 años, fue arrestado a principios de esta semana como parte de una orden de aprehensión por lavado de dinero que mencionó a dos capos de los Zetas que son hermanos, entre otros sospechosos.

Las autoridades calcularon que le costaría 200.000 dólares al mes a José Treviño Morales, un tercer hermano acusado de dirigir el negocio de los caballos en Estados Unidos, el hacerse cargo de los cientos de caballos involucrados. En la acusación dada a conocer el martes en Austin, los fiscales dicen que millones de dólares en ganancias por las drogas fueron canalizados a través de las actividades con el grupo de caballos cuarto de milla en Oklahoma, Texas, Nuevo México y California.

El gobierno había intentado mantenerse al margen del negocio de los caballos, pero resultaba difícil cuando más de 400 caballos suman buena parte de los activos que los fiscales quieren confiscar. Asimismo, podrían pasar meses o incluso años antes de que las incautaciones sean resueltas.

Anticipando tales problemas, los fiscales obtuvieron una orden de protección a principios de mes, exigiendo que los caballos continuaran siendo alimentados y albergados por quienes actualmente los cuidan. No se sabe con certeza si se esperaba que las empresas registradas como propietarias de los caballos siguieran usando dinero que según el gobierno proviene de tráfico de drogas, y la oficina del fiscal federal no respondió a los llamados que solicitaron sus declaraciones el viernes.

"Los agentes federales estaban preocupados por conseguir suficiente agua y alimento para los animales y también tenían preocupaciones de seguridad sobre las instalaciones en Ruidoso", decía la notificación interpuesta en Austin.

José Treviño y su esposa Zulema Treviño fueron arrestados en su potrero de Oklahoma. Sus hermanos Miguel Angel y Oscar Omar Treviño, presuntos líderes de los Zetas nombrados en las actas judiciales, aparentemente están en México.

Los Zetas están acusados de introducir toneladas de drogas en Estados Unidos y de matar y descuartizar a sus rivales.



gilberto