Nacional - Seguridad y Justicia

Ejército y policía blindan BCS

2012-06-16

Más de 2 mil 500 elementos de la policía local y federal, del Ejército y de la...

Dpa

Cierre de playas, restricción al comercio ambulante, retenes, policías fuertemente armados y patrullajes de la marina enmarcan al municipio mexicano de Los Cabos, en el noroeste de México, el cual se está blindando para recibir a partir de este fin de semana a los líderes de las economías más avanzadas y emergentes, quienes participarán en la cumbre del G-20.

Las patrullas de la Policía Federal, con agentes fuertemente armados, con pasamontañas y portando metralletas montadas sobre su cabina, causan impresión a los visitantes de este exclusivo destino turístico, que ha conseguido mantenerse al margen de la ola de violencia desatada en el país.

Más de 2 mil 500 elementos de la policía local y federal, del Ejército y de la Armada se encargarán de la seguridad del encuentro que reunirá al menos a 25 jefes de gobierno y de Estado de todo el mundo.

"La seguridad estará garantizada y no descuidarán ningún ángulo", dijo el secretario general del ayuntamiento de Los Cabos, Guillermo Marrón, que pidió paciencia a los habitantes ante los frecuentes retenes de seguridad.



gilberto