Nacional - Seguridad y Justicia

Sin culpables por el asesinato de la periodista mexicana Regina Martínez

2013-08-10

Este jueves, un tribunal veracruzano ha revocado la sentencia de 38 años de prisión...

MARI LUZ PEINADO, El País

El asesinato de la periodista mexicana Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en el Estado de Veracruz, sigue doliendo un año y cuatro meses después de que ocurriera. No solo por la pérdida, sino también por la impunidad. La reportera fue asesinada en su domicilio en abril de 2012. Este jueves, un tribunal veracruzano ha revocado la sentencia de 38 años de prisión por el crimen a Jorge Antonio Hernández, El Silva, por considerar que se violaron sus garantías durante el proceso penal. Un proceso que, desde el comienzo, estuvo plagado de dudas y marcado por la sospecha de que el presunto autor no era más que una cabeza de turco para cerrar el caso.

El Silva confesó ser el autor del asesinato de Regina en un juicio en el que se aseguró que el móvil del crimen fue el robo. Ya entonces afirmó que había sido torturado para confesar la autoría y es basándose en ese argumento por lo que séptima sala penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado ha revocado la sentencia."La sentencia de condena que se revoca se encuentra sostenida únicamente en la confesión del propio inculpado, la cual fue llevada a cabo mediante tortura, por lo cual no debería otorgársele validez", asegura el texto que reproduce Proceso.

"Esta resolución es la confirmación de lo que hemos dicho desde un principio, que éramos escépticos hasta que no se comprobara realmente lo que pasó con Regina. Significa que la investigación sigue abierta y que las cosas no ocurrieron como habían dicho, así que esperamos que se contemple la línea de investigación que tiene en cuenta el trabajo periodístico que realizaba Regina", explica un portavoz que transmite la postura de Proceso. "La resolución es muy clara: no hay pruebas para inculpar a la persona que fue señalada como culpable. Por supuesto que el caso no está resuelto pero es un paso muy importante para intentar averiguar qué sucedió".

La revista puso en marcha su propia investigación tras el asesinato y ha denunciado las coacciones al reportero Jorge Carrasco, el periodista que estuvo encargado de las averiguaciones del caso, a quien han amenazado de muerte. Carrasco firmaba el pasado mes de abril un texto en Proceso bajo el título La de ‘El Silva', una sentencia encubridora - y que la revista ha rescatado este jueves - en el que se asegura que "como se temía, la Procuraduría General de Justicia de Veracruz le dio prioridad a la imagen del gobernador Javier Duarte. En vez de esclarecer el asesinato de la periodista Regina Martínez, corresponsal de este semanario en el Estado, la dependencia se dedicó a construir la culpabilidad de un individuo que no contó con recursos para defenderse, omitió perseguir al sospechoso principal e ignoró una por una las pruebas que la coadyuvancia aportó".

La resolución judicial que revoca la condena a El Silva también asegura que "nadie revela que haya sido la persona que se introdujera a la casa de Regina en fecha 28 de abril del 2012, pues por el contrario existen medios de convicción que nos llevan a la conclusión que el aquí inculpado no se encontró presente en casa de Regina Martínez Pérez el día en que fuera privada de la vida".

Horas después de que se conociera la decisión del Tribunal, la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Estado de Veracruz ha difundido un comunicado en el que asegura que "respeta pero no comparte el criterio jurídico (...) mediante el cual se revocó la resolución condenatoria en contra de Jorge Antonio Hernández Silva". Según el texto, el procurador Felipe Amadeo Flores "aseguró que se respetaron las garantías constitucionales y derechos humanos".

La periodista llevaba más de 30 años en la profesión. Fue corresponsal del diario La Jornada y colaboraba con varios medios veracruzanos. Se había especializado en temas relacionados con la inseguridad y el narcotráfico y sus conexiones con funcionarios. Cuando apareció asfixiada en su casa de Xalapa, pocos creyeron que se tratara de un robo y los más apuntaron a que tenía que ver con la libertad de expresión, como se ha encargado de recordar Proceso, que durante todo este tiempo ha solicitado que las investigaciones no se limitaran al supuesto del robo sino que se tuviera en cuenta la condición de periodista de Martínez. Por ejemplo, la organización Artículo 19 publicó un comunicado en el que consideraba "inadmisible la pretensión de dar por esclarecido el crimen sin un proceso de desahogo de pruebas y una sentencia condenatoria que garantice justicia y efectiva reparación del daño".

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) asegura que, desde el año 2000, 84 periodistas han sido asesinados en México. Veracruz, el Estado en el que trabajaba Regina Martínez, es tristemente conocido por los problemas a los que se enfrentan los medios de comunicación para poder informar. Hace unos meses, su gobernador, el priista Javier Duarte, recibió un cuestionado premio por su defensa a los periodistas, lo que despertó la indignación de muchos reporteros mexicanos puesto que, durante su mandato 10 profesionales del periodismo han sido asesinados. E1l galardón lo concedía la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME), un órgano que aseguró representar a más de un centenar de medios del país. Sin embargo, muchos de ellos se desmarcaron en aquella ocasión asegurando que no conocían que Duarte iba a ser galardonado.



JMRS

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...



Utilidades Para Usted de El Periódico de México