Diagnóstico Político

Despensismo

2014-09-08

De 8 mil 261 casillas por instalar, sólo en cuatro casos no se logró, ‘‘y...

Julio Hernández López, La Jornada

En términos estrictamente formales, el Partido de la Revolución Democrática dio un notable paso adelante en el proceso de elección de sus órganos de gobierno. A diferencia de los famosos chuchineros de años pasados, a la hora de cerrar esta columna los reportes de incidentes graves eran pocos, con casi ciento por ciento de las casillas instaladas y con el Instituto Nacional Electoral avalando una jornada que los directivos del sol azteca se apresuraron a calificar de ‘‘ejemplar''. De 8 mil 261 casillas por instalar, sólo en cuatro casos no se logró, ‘‘y en seis hubo incidentes graves'', entre éstos el robo de boletas en tres casillas, según el reporte dado por el consejero Marco Antonio Baños en Twitter. Pendiente estaba, a la hora de teclear las presentes líneas, la fase de cierre de mesas de votación y de traslado de la paquetería a las sedes adecuadas, ante lo cual el INE y la dirigencia del sol azteca acordaron que hubiera operativos especiales de seguridad.

El remozamiento procesal no correspondió, sin embargo, a la calidad de las formas de participación de una militancia perredista largamente acostumbrada al uso de recursos económicos provenientes de cuanta fuente les es posible para acarreos, entrega de despensas y tarjetas plásticas utilizables en supermercados (al estilo priísta de Soriana en 2012) y compra directa del voto mediante entrega de dinero en mano. Múltiples denuncias cruzadas se conocieron ayer mismo (robo de boletas, quema de urnas, etcétera) de parte de dirigentes de las corrientes perredistas que, en términos generales, utilizan el mismo arsenal corruptor cuando les es posible y se quejan con pasión de esas prácticas consentidas cuando les son adversas.

En esa guerra descarnada por las posiciones ganadas a base de despensas y similares, la maestría usualmente más exitosa está del lado de Nueva Izquierda, la maquinaria de control estructural del sol azteca que hasta ahora no ha podido ser vencida en los tableros internos por nadie, ni por Andrés Manuel López Obrador cuando fue presidente del comité nacional o en las dos veces en que fue candidato presidencial, ni por el bejaranismo sabidamente experto en el uso de dinero para ‘‘hacer política'' que luego significa más dinero para seguir participando en elecciones y negociaciones.

De confirmarse la realización ‘‘pacífica'' del proceso electivo interno, que dará pie a la designación del sucesor de Jesús Zambrano, el PRD podrá enderezar su propaganda a la exaltación de su presunta mejoría operativa, y a la puntualización de que su membresía se mantiene fiel y activa, siempre con el fantasma de AMLO y Morena rondando en los cálculos para 2015 y 2018.

Pasó casi inadvertido el peligroso anuncio hecho la semana pasada en Michoacán por el comisionado Alfredo Castillo, de que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) ‘‘revisará'' los perfiles de los precandidatos a puestos de elección popular para ‘‘advertir'' a los partidos políticos de los indicios de conexión con asuntos del crimen organizado que fuesen encontrados.

El comisionado Castillo explicó que esa participación del Cisen será ‘‘para llegar a definir si algunas de las personas (mencionadas como aspirantes a candidaturas) no necesariamente para el más alto cargo en el estado, sino para cualquiera, presidente municipal, diputación local o federal, o incluso síndicos o regidores, si en los registros existe algún vínculo que los llegue a relacionar con temas de delincuencia''. Los resultados de esas indagaciones serían puestos en conocimiento de los partidos políticos para que éstos ‘‘tomen las providencias necesarias y ya será un tema de ellos ver a quién eligen como sus candidatos. Y será una decisión de la sociedad quién quiere que los represente en estos puestos'' (información de Francisco García Davish, director de la agencia Quadratín).

Como suele suceder en otros planos gubernamentales relacionados con las intenciones, son plausibles las que buscan impedir que personajes relacionados con el narcotráfico y otras actividades criminales lleguen a cargos públicos o de representación popular. En estricto sentido, ni siquiera sería necesario que se anunciara lo que órganos de inteligencia como el Cisen harán en esta materia, pues simplemente deberían cumplir con ésas y otras obligaciones del Estado mexicano.

Pero resulta que el propio comisionado Castillo es la personificación del actuar faccioso e ilegal, y sus propias selecciones de autodefensas conversos a policías luego han sido evidenciadas bajo afectación de esos mismos intereses criminales presuntamente combatidos. Usar al Cisen como punto de referencia para acreditar o desacreditar candidaturas es desde ahora un propósito malsano, pues en Michoacán, como en el resto del país, bastará con filtrar los expedientes de sospechas, o ciertos ‘‘indicios'', para inducir desenlaces.

No sólo en Michoacán está en marcha esa ‘‘participación'' del Cisen en la definición de los procesos electorales venideros. En el diario Síntesis, de Guerrero, dirigido por Miguel Ángel Mata Mata, se publicaron el pasado 14 de agosto los resultados de la ‘‘segunda encuesta trimestral de medición de imagen e intención del voto'' que levantó el Cisen en esa entidad. En la muy detallada nota se menciona que el centro realiza ‘‘sondeos trimestrales en cada una de las entidades federativas'' y, en el caso de Guerrero, ‘‘en el PRD se consolida (Armando) Ríos Piter y se desploma Sofío Ramírez; en el PRI crecen (Manuel) Añorve y (Héctor Antonio) Astudillo; se consolida (Luis) Walton en el Movimiento Ciudadano; Lázaro Mazón se desploma y se consolida en el PAN Jorge Camacho Peñaloza'' (http://bit.ly/1CGAUcQ ) . En Veracruz, Plumas Libres también dio a conocer datos de un estudio electoral realizado por el Cisen (http://bit.ly/1rSDKcc ).

Y, mientras Chente Fox de los Sahagún se avienta la puntada bumerán de criticar al PAN porque en él ‘‘predomina el interés por el dinero encima de la honestidad'', ¡hasta mañana, con Obama posponiendo decisiones sobre migración hasta después de elecciones legislativas, con lo que confirma su continuo incumplimiento y engaño hacia los indocumentados!



ROW