Cuentas Claras

Nueva entrega petrolera

2015-07-19

Ya hemos hablado de las mentiras, en este caso de la mentira, cuando desde el principio del actual...

Antonio Gershenson, La Jornada

El miércoles 15 de julio se inició un nuevo proceso de entrega de nuestro petróleo. Yo lamento que se dé en medio de un montón de páginas rojas (uso el nombre original) que atraen la atención y dificultan en que se dé su importancia a la defensa del petróleo y de la nación. Quisiera que se multipliquen los escritos sobre este tema, tanto en la información como en opinión. Creo que ya empieza a ocurrir.

Como una isla, apareció en este periódico el mismo día una magnífica hoja con un amplio escrito titulado " Ronda uno: empieza la consumación de un crimen de lesa patria", firmado por Cuauhtémoc Cárdenas.

Ya hemos hablado de las mentiras, en este caso de la mentira, cuando desde el principio del actual sexenio se ofrecía que la producción de crudo aumentaría a 3 millones de barriles diarios para el fin del mismo.

La producción de crudo de Pemex se redujo de 2.577 millones en 2010 a 2.522 millones en 2013, es decir, 55 mil barriles de rebaja, o sea que bajó 2 por ciento la producción en tres años. En cambio, desde este último año, a 2015, que produce (hasta mayo) 2.265 millones de barriles diarios, la rebaja fue de 257 mil barriles, casi el doble que en los anteriores tres años. La baja en dos años fue de 10 por ciento, bajo el actual gobierno, cinco veces más que en los tres años anteriores.

Los actuales funcionarios de Pemex siguen esa tendencia de reducir a Pemex en todos los los sentidos. Esta sería una más, entregando amplias superficies, incluso con reservas probadas y otras para ser comprobadas y explotadas. Eran terrenos bajo el mar y de baja profundidad, en los que Pemex originalmente iba a explotar directamente, pero que al bajar el precio del crudo los está entregando a la empresa privada, sobre todo trasnacional. ¿Vamos a ver que baje la producción de Pemex más aún? Tal vez.

Casualmente, las finanzas de Pemex van en picada, que es lo que quieren los funcionarios y el gobierno. No sólo usan el dinero para sus fines, sino que tratan con ello de justifcar una mayor entrega.

Ya es público que sólo a dos, de los 14 bloques concursados, se les dio a un consorcio de dos empresas extranjera y una mexicana (43.5 por ciento de acciones de cada una de dos empresas estadunidenses) con Salinas de Gortari, y otros (Higa) cercanos a la familia del presidente. Estas relaciones han sido confirmadas en este periódico.

También se hizo público aquí que la empresa ganadora está sujeta a juicio en Argentina. Es parte de las empresas británicas que, ignorando la ley argentina, contrataron con la colonia inglesa en las Islas Malvinas, no reconocida en Argentina, ni en buena medida por países de América del Sur. Se supone que la época de las colonias ya pasó, y más en un terreno de otro país. Es asunto del gobierno si se pelea con esos países, con los que supuestamente busca buena relación, o si da preferencia al bolsillo de la trasnacional involucrada y a sus propios bolsillos con las mordidas.

No es nuevo en Pemex que los concursos, en años anteriores, se quedaran desiertos, por lo menos parcialmente. En años anteriores hubo concursos, o de plano entregas para las áreas de aguas profundas, campos maduros, y otros nombres que ya desaparecieron desde las bajas del petróleo, y que nunca tuvieron un papel para siquiera frenar la caída de la producción de Pemex.

El problema es que el dineral derrochado en estas locuras ni se recuperó ni se podrá recuperar. Pero es muy fácil para un funcionario sonreír y hasta presumir, después de estas tragedias y la que ahora ellos están iniciando.

Durante más de 10 años se tiró muchísimo dinero a lo loco, con trasnacionales, con el agua profunda. Ahora eso está borrado de Pemex por incosteable. ¿Quién va a la cárcel por semejante derroche inútil? ¡Nadie!

Vendrán otros concursos. Se habla de un total de cinco para este proceso. Su lentitud es una pequeña ventaja para el país.

¿Es legal rebajar drásticamente la producción de crudo mientras se presume de lo que no existe, en los discursos, como los cuatro nuevos yacimientos en el Golfo, que en realidad ya estaban ahí?

Estamos a pocos meses del medio sexenio. ¿Qué tanto lograrán vender al extranjero, del petróleo y otros energéticos? ¿Hasta cuándo? Ya veremos cuánto y cuándo se podrá impedir y revertir.

Comentario final. ¿Es lícito que, en los Indicadores Petroleros, en la sección de Producción de gas natural, en vez de, para llegar al total, se sumen el gas asociado al no asociado, le metan de contrabando el gas natural la impureza del nitrógeno, y así simular mayor producción de gas?

En el número de mayo de Indicadores Petroleros, en vez de la real producción de gas natural real de 5 mil 587 millones de pies cúbicos diarios, se publican 6 mil 452 mmpcd, agregando los 865 mmpcd de nitrógeno. Con esto, en vez de una reducción anual de la producción de gas de 3 por ciento, aparece como uno por ciento por licitada trampa. Por lo menos un periodista, tal vez más, cayó en la trampa y publicó uno por ciento de baja del gas, que ya vimos que fue de 3 por ciento.



EEM

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...



Ver publicaciones anteriores de esta Columna