Cuentas Claras

La importancia de las remesas para los países en desarrollo

2016-08-28

Los millones de trabajadores migrantes que buscan petróleo, entregan pizzas o cuidan de...

Por Somini Sengupta, The New York Times

Entre todo lo que se dice tanto bueno como malo sobre la migración hay algo que casi no se menciona: el dinero.

Los millones de trabajadores migrantes que buscan petróleo, entregan pizzas o cuidan de enfermos y ancianos lejos de sus hogares, han enviado a sus lugares de origen unos 582,000 millones de dólares… solo en 2015 según un estudio del Banco Mundial.

Para los países en vías de desarrollo, ese dinero enviado a casa por sus hijos e hijas pródigas es más de tres veces lo que reciben en ayuda externa.

Las diásporas han aportado especialmente tras desastres naturales como el terremoto de 2015 en Nepal, cuando el dinero de sus ciudadanos en el exterior fue lo que ayudó a muchas familias a sobrevivir.

En países como India o Egipto, que envían a muchos trabajadores a los países del golfo Pérsico, las remesas han disminuido debido a la caída de los precios del petróleo según el Banco Mundial. Países como Tayikistán, que tiene muchos nacionales trabajando en Rusia, han sufrido aún más este problema por la devaluación de la moneda rusa.

Incluso con estos problemas, las remesas se han convertido en un elemento crucial para sacar a millones de personas de la pobreza, y se han convertido en una importante fuente de ingresos para algunos países frágiles.

Las remesas en Nepal equivalen a un 29,4 por ciento del producto interno bruto del país. Otro estudio del Banco Mundial encontró que las remesas han sido la principal causa de una disminución significativa en los niveles de pobreza en los últimos años. Y según el estudio no solo se benefician las familias de los migrantes, la economía nacional también se beneficia cuando las familias gastan ese dinero.

Estos son algunos ejemplos de lugares donde las remesas juegan un papel importante en la economía:

— Tayikistán: 37 por ciento

— Haití: 22,7 por ciento

— Palestina: 17 por ciento

— Honduras: 17,4 por ciento

— El Salvador: 16, 8 por ciento

— Jamaica: 15,8 por ciento

— Guatemala: 9,9 por ciento

¿De dónde viene todo este dinero? En gran parte, de Estados Unidos, desde donde los migrantes enviaron 54,000 millones de dólares a sus países en 2015. Arabia Saudita es el segundo de la lista con 37,000 millones. En la región, México ocupa el primer lugar de la lista con 24,8 mil millones de dólares y le sigue Guatemala con 6,6 mil millones.

Estos flujos de dinero global son un negocio en sí mismos, con compañías como Western Union que se benefician ampliamente del fenómeno. Los costos de transacción se llevan una parte importante del pastel: la media mundial es de un siete por ciento en una transferencia de 200 dólares. Cuando países de todo el mundo acordaron cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio prometieron bajar ese porcentaje al tres por ciento.



JMRS