Una Luz en Mi Ventana

Octubre, Mes del Rosario (2a. parte)

2016-10-13

En la antigüedad, los romanos y los griegos solían coronar con rosas a las estatuas que...

Guadalupe García

CÓMO SE REZA

El modo de rezarlo es el siguiente:

1: hacemos la señal de la cruz en frente, boca y pecho mientras decimos “Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Ahora se reza el acto de contrición (Señor mío Jesucristo).

2: recitamos la siguiente Oración:

“Abre tú, Señor, mis labios y mi boca cantará tus alabanzas.  Ven oh Dios en mi auxilio. Señor, date prisa en socorrerme.”

“Gloria al Padre, al Hijo y al Espírito Santo. Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén."

3: Se enuncia el misterio correspondiente a ese día, se medita en silencio brevemente y se comienza a rezar la decena: 1 Padrenuestro, 10 Avemarías y 1 Gloria al Padre. Hay quien ofrece cada misterio o bien todo el rosario por una intención concreta.

4: Al terminar cada decena se recita una de estas oraciones:

“María, madre de gracia, madre de piedad y misericordia: defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la ora de nuestra muerte. Amen.”

“Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén.”

5: Al terminar el 5º misterio se rezan 3 Padrenuestros por estas intenciones:

1- Por las necesidades de la Iglesia y del Estado.

2- Por el señor obispo de esta diócesis.

3- Por las benditas almas del purgatorio.

6:  Y a continuación las letanías:

Dios te salve María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia….

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia…

Dios te salve María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia…

Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad llena eres de gracia…

Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad

Cristo óyenos,

Cristo escúchanos,

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros

Dios Hijo redentor del mundo,

Dios Espíritu Santo,

Trinidad santa, un solo Dios

 

Santa María... Ruega por nosotros... (se repite en la siguientes invocaciones)

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las vírgenes,

Madre de Cristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre virginal,

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,

Madre del Creador,

Madre del Salvador,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la sabiduría,

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso insigne de devoción,

Rosa mística,

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la alianza,

Puerta del cielo,

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consuelo de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los ángeles,

Reina de los patriarcas,

Reina de los profetas,

Reina de los apóstoles,

Reina de los mártires,

Reina de los confesores,

Reina de las vírgenes,

Reina de todos los santos,

Reina concebida sin pecado original,

Reina elevada al cielo,

Reina del santísimo rosario,

Reina de las familias,

Reina de la paz.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

Oración:

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no desprecies nuestras súplicas en  nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo mal, Virgen gloriosa y bendita. Ruega  por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro señor Jesucristo. Amén.

Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas, para que los que por el anuncio del ángel hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su pasión y cruz seamos llevados la gloria de su resurrección. Pero Jesucristo nuestro señor. Amén.

El próximo jueves más, querido lector.

Que Dios te bendiga y María te guarde.



JMRS

Utilidades Para Usted de El Periódico de México