Internacional - Política

Inmigración y pactos comerciales, al tope de la agenda de Trump para los primeros 100 días

2016-11-10

Trump realizó un breve esbozo de sus primeros días en la Casa Blanca durante un...

Por Michael C. Bender y Beth Reinhard, The Wall Street Journal

Mientras Donald Trump atraía grandes multitudes a sus actos de campaña, un reducido grupo de aliados, incluido un equipo dedicado al proyecto de un muro en la frontera con México, se reunía en una oficina en Washington para planificar los primeros meses en la Casa Blanca del ahora presidente electo

El equipo de transición de Trump, al igual que el de su campaña, fue mucho más reducido que los de otros aspirantes republicanos a la presidencia, y no ha producido propuestas voluminosas de políticas e iniciativas legislativas como otros candidatos, incluyendo Mitt Romney hace cuatro años.

En lugar de ello, su trabajo se refleja en memorandos de dos páginas y 20 páginas sobre asuntos específicos: ¿Qué tiene que saber el presidente electo Trump sobre el Departamento del Tesoro? ¿Cuál es el propósito del Consejo de Asesores Económicos? ¿Qué temas hay que priorizar durante el primer día, los primeros 100 días y los primeros 200 días?

El equipo ha estado reuniendo una lista de personas para ocupar puestos clave en el gobierno del empresario inmobiliario. Uno de los nombres que figura es el del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien podría asumir como fiscal general, que cumple las funciones de secretario de Justicia. Otro candidato a ocupar el puesto es el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, según dos fuentes.

El pequeño equipo de transición, que incluye al ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani y al ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich podría estar en el núcleo de un gobierno de Trump. Entre las figuras que podrían ocupar la cartera de Salud y Servicios Humanos están el gobernador de Luisiana Bobby Jindal y Ben Carson, uno de los rivales de Trump en las primarias del Partido Republicano, según una fuente del equipo de transición.

Se prevé el nombramiento de un jefe de gabinete dentro de unas dos semanas y la idea es que el nuevo equipo sea aprobado en un plazo de dos semanas después de la asunción al poder, dijo Mike Leavitt, ex gobernador de Utah que asesora al equipo. “La prioridad es sacar un equipo a la cancha”, dijo Leavitt. “Se empezarán a lanzar propuestas significativas, aunque no necesariamente con la expectativa de que sean aprobadas de inmediato. Pero hay una necesidad de presentar propuestas”.

Trump realizó un breve esbozo de sus primeros días en la Casa Blanca durante un discurso pronunciado en Gettysburg, Pensilvania, donde su amenaza de demandar a las mujeres que lo acusan de conductas sexuales impropias acaparó la atención de la prensa.

El objetivo de su plan, subrayó, es sanear la corrupción y la “colusión de intereses especiales”. Trump prometió proteger a los trabajadores estadounidenses y “restaurar la seguridad y el estado de derecho constitucional”.

El plan incluye el congelamiento en la contratación de empleados del gobierno, con excepciones en el caso de los militares, la seguridad pública y la salud. También prometió eliminar dos regulaciones por cada una que crea. Trump quiere imponer una prohibición de cinco años para que las personas que dejan el poder ejecutivo y legislativo no hagan lobby.

Trump contempla anunciar en sus primeros días como presidente la reapertura de negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés) y el retiro de EU del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés). Además, planea pedirle al nuevo secretario de Comercio que identifique y remedie los abusos del comercio internacional “que impacten de manera injusta a los trabajadores estadounidenses” . También contempla levantar las restricciones a la extracción de reservas energéticas, la aprobación del oleoducto Keystone y la cancelación de los miles de millones de dólares que EU aporta a los programas de cambio climático de Naciones Unidas.

El empresario ha prometido cancelar la promesa del presidente Barack Obama de proteger de la deportación a los inmigrantes indocumentados que llegaron a EU como niños y que fueron beneficiados por la orden ejecutiva conocida como Dream Act, y comenzar a deportar hasta dos millones de indocumentados con antecedentes penales.

“Se concentrará en entre tres y cinco reformas estructurales desde el primer día, incluyendo el control de la frontera sur”, dijo Gingrich sobre los primeros cien días de Trump en la Casa Blanca. “Incluirá casi con certeza una drástica reforma del servicio civil que nos permitirá despedir a personas que son incompetentes o corruptas o infringen la ley”.

El equipo de transición, que se reúne en Pennsylvania Avenue, casi a una cuadra de la Casa Blanca en Washington, se divide en dos pisos. El que trabaja en los nombramientos se reúne en el octavo piso. Está compuesto por Christie, quien dirige la transición, el ex senador del estado de Nueva Jersey Rich Bagger, quien se desempeñó como ex jefe de gabinete de Christie, y el ex presidente del centro de estudios Heritage Foundation, Ed Feulner.

En el séptimo piso, en tanto, están las oficinas de los cinco principales equipos de políticas a cargo de Ron Nicol, un ex oficial de la Armada que durante mucho tiempo fue asesor de Boston Consulting Group.

El equipo económico es encabezado por William Walton, director de una firma de private equity, y David Malpass, ex economista jefe de Bear Stearns quien en 2010 se postuló al Senado por Nueva York.

El equipo de seguridad nacional es liderado por el ex miembro de la Cámara de Representantes Mike Rogers. El general retirado del Ejército J. Keith Kellogg encabeza el equipo de defensa mientras que el ex secretario de Estado de Ohio, Ken Blackwell, está a cargo de la agenda doméstica. El equipo de gestión y presupuesto es liderado por Ed Meese, quien fue fiscal general durante el gobierno de Ronald Reagan, y Kay Coles James, quien participó en los gobiernos de George Bush padre e hijo.

Un sexto equipo, a cargo de Ado Machida, ex asesor del ex vicepresidente Dick Cheney, se dedica a revisar las acciones ejecutivas de Obama, la reforma regulatoria y la inmigración.

El equipo de inmigración está compuesto por asesores con lazos con Jeff Sessions, senador republicano de Alabama que ha defendido durante tiempo leyes más estrictas e incluye una unidad dedicada a examinar la mejor forma de construir un muro en la frontera con México.

“Este es mi compromiso con ustedes”, dijo Trump en Gettysburg. “Si seguimos estos pasos, volveremos a tener un gobierno de, por y para el pueblo. Y Estados Unidos volverá a ser un gran país. Créanme”.



JMRS