Deportes

El frenesí por la NFL regresa a México

2016-11-21

El fútbol americano es todo un fenómeno en México. Hay cerca de 25 millones de...

Diego Mancera, El País

El fútbol americano es todo un fenómeno en México. Hay cerca de 25 millones de aficionados mexicanos, según estimaciones oficiales El deporte de los grandulones y de los choques entre cascos vuelve al país luego de once años de ausencia. La última vez que se presentó fue en el 2005 cuando se enfrentaron Arizona contra San Francisco. En esta ocasión el espectáculo estará condimentado con el enfrentamiento entre los Houston Texans y los Oakland Raiders en el estadio Azteca. Será la primera vez que un 'Monday Night Football' se juegue en México.

El football es uno de los deportes predilectos en Estados Unidos y nació como una variante del rugby. El arribo del fútbol americano a México fue gracias a un partido entre estudiantes de Veracruz y marinos estadounidenses. Era el año 1896. A partir de ahí se extendió hacia los clubes deportivos, luego a las principales universidades mexicanas, entre ellas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN). La fiebre por el balón ovalado comenzó allí.

Televisa, en los años 60, empezó con las transmisiones de los partidos de los Dallas Cowboys, el equipo representativo de Texas. Así se iniciaron los lazos entre la National Football League (NFL) y México. Después se empezaron a transmitir los partidos de los Pittsburgh Steelers, el equipo más popular entre los mexicanos, según un estudio de 2015 realizado por el portal Primero y Diez. Los emparrillados tuvieron tanto éxito al grado que los dirigentes de la NFL decidieron llevar un partido de pretemporada en la capital mexicana. Fue el 5 de agosto de 1978  entre New Orleans Saints y los Philadelphia Eagles en el estadio Azul.

Los Cowboys de Dallas jugaron en el césped del estadio Azteca contra Houston Oilers en 1994. Otras escuadras que han jugado en el país han sido los Kansas City Chiefs, Miami Dolphins, Denver Broncos, New England Patriots, Indianapolis Colts y los Pittsburgh Steelers. Fue en 2005 cuando la NFL decidió jugar fuera de Canadá y Estados Unidos, eligieron a México como la sede del primer partido de temporada regular en el extranjero. Los San Francisco 49ers perdieron 31-14 frente a los Arizona Cardinals. En aquella ocasión asistieron 103, 467. El estadio más grande de México se colmó de aficionados. 

La División Internacional de la NFL considera a la Ciudad de México como la séptima ciudad con más seguidores del deporte a nivel mundial. Eso se demostró cuando se agotaron los boletos en las primeras tres horas después de que salieran a la venta.  Aunque, ocho días antes del partido se pusieron a la venta una cantidad adicional de entradas. El costo de los pases iban de los 676 pesos (33 dólares) a los 7,140 pesos (349). En la reventa en Internet aún se pueden conseguir desde 2,750 pesos hasta los accesos más exclusivos en 56,000 pesos (2,740). 

Para el partido de este año, entre Texans y Raiders, se esperan una cifra superior a 75 mil asistentes. El Gobierno mexicano estima que este partido de la semana 11 de la NFL dejará a su paso 78,9 millones de dólares. La venta de boletos, patrocinios, hospedaje, alimentación y transporte de jugadores y espectadores. La Ciudad de México, en menos de dos meses, se ha situado como una entidad del deporte al recibir a la Fórmula 1, en los primeros días de noviembre. 

En México el partido entre Texans y Raiders se vivirá con tal frenesí que será una manera para acercarse a la fiesta máxima de la NFL, el SuperBowl. Los mexicanos lo vivirán como tal. El mundo de los emparrillados y de la fuerza estará en México hasta el 2018, aunque hay una la posibilidad de tener más partidos en una temporada está latente. 

Un Azteca rejuvenecido

El principal recinto deportivo de México, el estadio Azteca tuvo que renovarse para poder albergar un partido de NFL. La remodelación con las gradas, lo que provocó que se redujera la capacidad de asistentes a 84 mil. Pero al recinto icónico de México le hacía falta dar el paso en la élite mundial, la conexión a Internet para los hinchas. Para eso también presentaron una nueva red patrocinada por una cervecera. 

Se construyeron áreas exclusivas, un palco de prensa nuevo y, sobre todo, los nuevos vestidores, construidos para este encuentro, luego de que los 53 jugadores de cada equipo necesitaban de un buen espacio.

El partido de la campaña regular del fútbol americano coincidió con el centenario del Club América de la liga mexicana, el cual se celebró el pasado 12 de octubre, aunque no se realizó ningún partido especial para el festejo. 



JMRS