Internacional - Finanzas

La Fed adelanta el reloj para los subir tipos de interés en Estados Unidos

2017-03-06

De manera sorprendente, los pesos pesados del banco central salieron de forma conjunta esta semana...

Alfonso Fernández

Washington, 5 mar (EFE).- La Reserva Federal (Fed) de EU aceleró el paso esta semana, con mensajes coordinados de su presidenta Janet Yellen y algunos de principales miembros, hacia la subida de tipos de interés a mediados de marzo, lo que supone que la siguiente ronda de ajuste podría llegar antes de lo esperado.

De manera sorprendente, los pesos pesados del banco central salieron de forma conjunta esta semana para reconocer que la posibilidad de subir los tipos de interés, actualmente entre el 0,50 % y el 0,75 %, en la inminente reunión del 14 y 15 de marzo.

"En nuestro encuentro más adelante este mes, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed evaluará si el empleo y la inflación continúan evolucionando según nuestras expectativas, en cuyo caso otro ajuste monetario sería probablemente apropiado", dijo Yellen en una conferencia el viernes en el Club de Ejecutivos de Chicago.

Además, Yellen reconoció que a lo largo de este año se llevarán a cabo más rondas de ajuste monetario.

"Dado lo cerca que estamos de nuestros objetivos de mandato (fomento de pleno empleo e inflación del 2 % anual), y en ausencia de nuevos acontecimientos que puedan empeorar sustancialmente las perspectivas económicas, el proceso de retirada del estímulo probablemente no sea tan lento como el que se produjo en 2015 y 2016", subrayó.

En los pasados dos años, se produjo solo una subida de tipos anual, y para este año la Fed ha pronosticado al menos tres.

La razón es el buen desempeño económico en EU: el desempleo se encuentra en 4,8 %, en niveles cercanos al pleno empleo, y la inflación, que se había mantenido muy lejos del objetivo de 2 %, superó por primera vez el 2,1 % anual en 2016.

A la inusual claridad de Yellen, cuyas intervenciones siempre se sostienen en el equilibrio de un discurso intencionadamente ambiguo, se sumaron otros pesos pesados de la Fed: Stanley Fischer, vicepresidente del banco central, y William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, considerados el "número dos" y "tres" del organismo.

En un acto en Nueva York, Fischer respaldó los llamados a una creciente necesidad de alzar los tipos de interés.

"Si ha habido un esfuerzo consciente para aumentar las expectativas, me voy a unir a él. Creo que el consejo dado por un amplio número miembros de la Fed es correcto, y lo respaldo con fuerza", sostuvo.

Previamente, Dudley, quien representa a Wall Street, afirmó el miércoles que "el argumento para un ajuste monetario se ha convertido en mucho más convincente", y advirtió que el auge bursátil tras la victoria presidencial de Donald Trump no está respaldado por los datos.

Asimismo, el gobernador Jerome Powell, quien también cuenta con voto fijo en las reuniones de política monetaria de la Fed, coincidió en que la subida de tipos en marzo está "sobre la mesa".

Tras esta secuencia de declaraciones, las probabilidades de que la subida del precio del dinero se produzca a mediados de este mes pasaron de 30 % el lunes a más de 80 % al final de la jornada bursátil del viernes.

Desde los mercados, con Wall Street registrado sucesivos récords históricos a lo largo de la semana, el cambio de tendencia mostrado del banco central ha sido obvio.

"Conferenciante tras conferenciante de la Fed, estén en el lado más expansivo o restrictivo del espectro monetario, todos se han movido hacia la retirada", dijo Rob Martin, economista jefe de Barclays para EU, en una nota a los clientes.

De este modo, parece concretarse el cambio de ritmo monetario en EU, la primera economía mundial, que avanzará más rápidamente en su endurecimiento de las condiciones monetarias tras años de estímulo sin precedentes.

Todo ello, en un momento en el que las otras grandes economías avanzadas como la de la zona euro, la británica y la japonesa, siguen con el pie puesto en la expansión monetaria para tratar de combatir los bajos niveles de crecimiento.



JMRS