Internacional - Finanzas

España embarga propiedades ligadas al tío de Bashar Assad

2017-04-04

Huyó a Francia en 1984 después de un intento frustrado de golpe de Estado contra su...

Por CIARAN GILLES y ARITZ PARRA


MADRID (AP) — La policía española registró el martes propiedades y bloqueó docenas de cuentas bancarias ligadas a familiares de Rifaat Assad, ex vicepresidente sirio y tío del actual gobernante, en una investigación por presunto lavado de dinero.

Agentes de la Guardia Civil realizaron cateos en las localidades costeras de Marbella y Puerto Banús, en el sur de España, con ayuda de la policía francesa.

Los agentes seguían órdenes del juez José de la Mata de la Audiencia Nacional que investiga un presunto blanqueo que habría sido perpetrado por una banda en las dos localidades, señaló un comunicado del juzgado.

Dos esposas de Rifaat Assad y seis de sus hijos se encuentran entre las 15 personas investigadas.

El juez embargó más de 500 propiedades de Rifaat Assad, la mayoría en Puerto Banús, un complejo portuario de lujo en la Costa del Sol. El parque inmobiliario está valuado en 691 millones de euros (735 millones de dólares) e incluye una finca de 33 kilómetros cuadrados llamada La Máquina, con un valor de 60 millones de euros (63 millones de dólares).

También se han bloqueado las cuentas bancarias de 76 entidades jurídicas administradas o relacionadas con Rifaat Assad y sus familiares, señaló el comunicado.

La Audiencia Nacional dijo que no había órdenes de detención.

El gestor de activos de Rifaat Assad, Cedric Anthony, dijo a The Associated Press que "confiamos en el sistema judicial y estamos cooperando con los jueces porque no tenemos nada que ocultar".

No quiso comentar en detalle las operaciones del martes o indicar dónde se encuentran en este momento Rifaat Assad o sus hijos.

Dos de los hijos de Rifaat, Siwar Assad y Ribal Assad, que tienen su residencia fijada en Francia, no respondieron las llamadas telefónicas de AP.

Rifaat Assad, tío del presidente sirio Bashar Assad, vive en el exilio. Fue vicepresidente del país durante el mandato del padre del actual dirigente.

Huyó a Francia en 1984 después de un intento frustrado de golpe de Estado contra su hermano, el entonces president Hafez Assad. A la muerte de éste, en el año 2000, volvió a intentar acceder al poder pero el partido gobernante cerró filas en torno a Bashar.

Rifaat fue crítico con Bashar cuando la crisis comenzó en Siria en marzo de 2011, hasta el punto de que prometió trabajar para derrocar al presidente y dar el poder al pueblo.

A raíz de la investigación en su contra iniciada en Francia en 2013, España abrió su propio proceso en diciembre.

La fiscalía francesa de delitos económicos dictó cargos contra Rifaat Assad en junio por malversación y otros delitos.

El colectivo anticorrupción Sherpa, que interpuso la querella original en Francia, denunció que Rifaat Assad empleó fondos procedentes de actos corruptos en Siria para levantar una fortuna inmobiliaria en Francia. Las autoridades francesas encontraron que buena parte de sus propiedades se hallaban en el sur de España.

En una entrevista en 2011 Rifaat Assad dijo a The Associated Press que había perdido toda su fortuna en el mercado de valores y que vivía de la generosidad de sus 16 hijos.

Uno de ellos, Siwar, dijo en aquel momento que los activos en poder de la familia incluían bienes inmobiliarios, cadenas de televisión, hoteles y un restaurante en Siria.

Siwar dijo en 2013 que su padre no estaba preocupado por las denuncias en su contra porque estaba demasiado ocupado con la organización de una facción de la oposición siria.

Rifaat no goza de muchas simpatías en casa. Como líder de una fuerza de élite militar durante la larga dictadura de su hermano Hafez, presuntamente participó en la masacre de 1982 de miles de personas en Hama, una ciudad del centro de Siria, uno de los capítulos más oscuros de la historia reciente de Oriente Medio.

Rifaat ha negado toda participación en la masacre y señalado que fue una orden de Hafez.

El diputado Tomás Guanipa, y la esposa del opositor preso Leopoldo López, Lilian Tintori, denunciaron luego que fueron atacados por grupos armados en la autopista.

"URGENTE! Colectivos de Nicolás Maduro nos disparan en la Autopista!", escribió Tintori en su cuenta de Twitter.

La misma Tintori aseguró que los opositores no se moverían del lugar a pesar de los disparos.

Por su parte Gabino Rojas, un abogado de 24 años, aseguró a Efe que acudió a la concentración en rechazo a la "dictadura" que, a su juicio, gobierna en Venezuela.

"Sabía que nos iban a reprimir, pero igual vine porque quería protestar", añadió.

El abogado se mostró en contra de las acciones violentas y no dejó de protestar pese a que los efectos de los gases le causaban estragos.

Rojas se declaró militante del partido opositor Primero Justicia. Además, partidarios de Acción Democrática, Voluntad Popular y Vente Venezuela, así como otros miles de ciudadanos sin militancia declarada, salieron las calles, y muchos de ellos se enfrentaron con los policías.

La coordinadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, señaló que los opositores seguirán en las calles a pesar de las "agresiones" que sufrieron hoy.

"El mundo sabe que esto es una dictadura, 350 ya", dijo en referencia al artículo 350 de la Constitución venezolana, que establece el desconocimiento de cualquier régimen o ley que contraríe las garantías democráticas o los derechos humanos.

Antes de que la concentración se dispersara algunos opositores se enfrentaron con piedras y botellas con residentes de la Misión Vivienda, un plan gubernamental que entregó hogares a los más pobres.

Tras varios minutos de arrojarse piedras y botellas, ambos bandos entablaron un improvisado diálogo y cesaron su mutua agresión. 



arturo