Internacional - Población

Un refugiado sirio es la primera víctima reconocida en el incendio de la torre Grenfell

2017-06-15

La policía londinense no ha identificado aún oficialmente a ninguna de las...

CARLOS FRESNEDA / El Mundo 


Un refugiado sirio de 23 años, Mohamed Alhajali, ha sido reconocido por su familia como una de las 17 víctimas mortales del incendio de la torre Grenfell de Londres. Alhajali escapó a los bombardeos en su ciudad natal de Daraa y llegó hace tres años a la capital británica, donde estudiaba Ingeniería.

Su hermano mayor, Omar, de 25 años, estudiante de Empresariales, sobrevivió al fuego y se recupera en un hospital. Omar contó a su familia cómo los dos intentaron escapar y su hermano quedó atrapado en el interior del edificio.

La policía londinense no ha identificado aún oficialmente a ninguna de las víctimas mortales, aunque se espera que pueda hacerlo en las próximas horas. Los bomberos recuperaron durante la noche varios cuerpos, pero aún no han podido rastrear el edificio vivienda por vivienda, ante la falta de seguridad de la estructura. Por dicha razón, el comandante de la policía británica, Stuart Cundy, ha dicho que puede llevar semanas o meses recuperar los cuerpos de las personas que quedaron atrapadas en la torre, además de haber la posibilidad de que algunos nunca lleguen a ser identificados.

Entre los "desaparecidos" hay familias enteras, en su mayoría musulmanes, y también latinos, como Jessica Urbano, de 12 años, que vivía con su familia en el piso 20. Su tía, Sanra Ruiz, aseguró que la niña había sido capaz de llamar a su madre por última vez a la 1,39 de la madrugada del martes, cuando estaba con un grupo de gente que intentaba escapar por la única escalera de salida del edificio.

"Hay españoles, marroquíes, gente de todo el mundo"

El edificio de vivienda sociales, de titularidad pública pero gestionado por la compañía Kensington and Chelsea Tenant Management Organisation (KCTMO), era una especie Naciones Unidas en la zona "obrera" del barrio más rico del Reino Unido. "Aquí hay españoles, latinos, marroquíes, gente de todo el mundo", aseguraba Amanda Fernández, que teme haber perdido varios amigos y conocidos en la tragedia.

Marinem Elgwary, una agente de marketing de 27 años que vivía en el piso 19, también se encuentra entre los "desaparecidos", al igual que la artista Khadija Saye, de 24, y su madre, que vivían en el 20. Ali Yawar Jafari, de 82 años, perdió también el contacto con su familia cuando bajaban desde del piso 11.

Abdulaziz Wahabi, de 52 años y origen marroquí, quedó atrapado con su familia en el piso 21. Rania Ibrham, de 30 años, que vivía con sus dos hijos en el piso 24, llegó a colgar un vídeo en Facebook Live y en Snapchat mientras intentaba salir desesperadamente del piso y se encontró con el pasillo lleno de humo. En el último piso se encontraba también Saber Neda, 57 años, que resultó herido y no logró escapa junto con su mujer, Shakila y su hjo, Farhad, con quienes estuvo en contacto telefónico hasta las tres de la madrugada.

La iglesia de St. Clements y el Rugby Portobello Trust se han convertido entre tanto en los centros comunitarios para los afectados por la tragedia y en el punto de información de la policía sobre los heridos y las víctimas. En las últimas horas, varias campañas como la Families of Grenfell Tower Appeal han logrado reunir más 1,2 millones de euros de ayuda a las víctimas. Las cantantes Adele y Rita Ora y el "chef" Jamie Oliver se han acercado a los pies de la torre calcinada y han ofrecido ayuda y cobijo a los familiares de las víctimas.
 



yoselin
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México