Internacional - Población

China se vuelca en labores de rescate tras terremoto de magnitud 7.0

2017-08-09

Los principales operadores de telecomunicaciones del país han establecido líneas de...

 

BEIJING, 9 ago (Xinhua) -- China se está volcando en los trabajos de rescate y alivio tras el terremoto de magnitud 7,0 que sacudió una zona remota en la provincia suroccidental china de Sichuan el martes por la noche y que ha dejado, de momento, 19 muertos y 247 heridos.

El temblor golpeó el distrito de Jiuzhaigou a las 21:19 a una profundidad de 20 kilómetros. Jiuzhaigou es un destino turístico popular en las montañas al este del altiplano Qinghai-Tíbet, conocido por sus paisajes montañosos y bellos parajes.

Cuando el sismo hizo temblar la tierra, 35,000 turistas estaban en el poblado Zhangzha. Miles de ellos ya han sido evacuados, y las autoridades quieren recolocar a todos para finales de hoy miércoles.

El presidente chino, Xi Jinping, ha pedido esfuerzos sin reservas en la organización de las labores de alivio y el rescate de los heridos, y el primer ministro Li Keqiang pidió a las autoridades locales incrementar los esfuerzos de alivio y supervisión.

El Consejo de Estado, el gabinete del país, ha mandado un equipo de trabajo nacional a la zona golpeada por el desastre para guiar los trabajos de alivio.

Feng Zhenglin, director de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC según sus siglas en inglés) confirmó la activación inmediata de los procedimientos de reacción de emergencia de nivel III, pidiendo a las autoridades de aviación civil que cooperen con el gobierno local en el alivio del desastre.

La CAAC ha dado instrucciones a los aeropuertos para que hagan un seguimiento de las pistas y puertas de embarque disponibles y exhortó a las aerolíneas para que ayuden con la evacuación de emergencia de los turistas en el área azotada por el desastre.

El Ministerio de Transporte ha iniciado los procedimientos de respuesta de emergencia de nivel II y formó un grupo líder encargado de dirigir a las autoridades de transporte locales en asistencia al rescate.

El tráfico en las autopistas hacia el área afectada está bajo monitorización con vías especiales reservadas para los vehículos de rescate que van a la zona.

La Administración Meteorológica de China ha reforzado el pronóstico del tiempo para la zona con el objetivo de evitar los desastres secundarios que podrían impedir las labores de rescate.

De acuerdo con el Centro Meteorológico Nacional, la zona sacudida en el distrito de Jiuzhaigou tendrá un tiempo nuboso desde la noche del miércoles hasta el jueves, mientras se espera lluvia de ligera a moderada para el viernes.

La Comisión Nacional para la Reducción de Desastres de China y el Ministerio de Asuntos Civiles han emitido una respuesta de emergencia de nivel III.

La Sociedad de Cruz Roja de China ha enviado 1,000 botiquines de primeros auxilios, 2,000 mantas y 200 tiendas a la zona.

Además de las agencias gubernamentales, más de 20 empresas estatales bajo supervisión del gobierno central han contribuido a los esfuerzos de rescate.

Los principales operadores de telecomunicaciones del país han establecido líneas de emergencia para ayudar a la población damnificada a localizar a sus familiares, mientras tiendas de campamento, equipos médicos y agua potable van rumbo a la zona.

Las petroleras china han intensificado sus esfuerzos para asegurar que haya suministro de combustible en las carreteras y las aseguradoras han iniciado los procedimientos de respuesta de emergencia para resolver las reclamaciones.

La zona del temblor, en el distrito de Jiuzhaigou de la provincia de Sichuan, se encuentra en una región que se ha visto afectada por al menos tres grandes terremotos y otros desastres geológicos en la última década.

En mayo de 2008, un sismo de magnitud 8,0 sacudió Wenchuan, a unos 200 kilómetros al sur de Jiuzhaigou, causando más de 80,000 muertos. Cinco años después, un seísmo de magnitud 7,0 afectó a Lushan y fallecieron 196 personas.



yoselin