Internacional - Población

Búsqueda de minas y yihadistas ocultos en una Raqa en ruinas tras expulsión del EI

2017-10-18

La coalición internacional, que respaldó la batalla contra el EI con sus bombardeos...

 

Maya GEBEILY

Raqa, Siria | AFP | Las Fuerzas Democráticas Sirias peinaban el miércoles la ciudad devastada de Raqa en busca de bombas y yihadistas ocultos y recomendaban a los civiles que no regresen de inmediato, un día después de haber tomado este feudo del grupo Estado Islámico.

Pese a la caída completa la víspera de la "capital" de facto del EI en Siria, esta alianza de combatientes kurdos y árabes respaldados por Estados Unidos seguía buscando a posibles yihadistas escondidos en los túneles o los edificios de la ciudad en ruinas.

Las FDS se aseguran de "que no queden células durmientes", declaró a la AFP su responsable de prensa, Mustefa Bali.

"Prosigue el desminado y la reapertura de las principales vías de la ciudad", afirmó. "Solo después del fin de estas operaciones anunciaremos la liberación oficial" de esta localidad del norte del país, agregó.

El portavoz advirtió asimismo contra un retorno precipitado de los civiles que habían huido en masa de la ciudad bombardeada durante más de cuatro meses.

Los habitantes de la ciudad no deben "entrar sin coordinación porque está llena de minas", afirmó Bali, precisando que su regreso "en este momento es muy difícil".

- 'Patético' -

La pérdida de Raqa, ciudad emblemática del reino de terror impuesto por el EI en los territorios cuyo control había tomado en Siria e Irak en 2014, es un gran revés para el grupo yihadista que ve derrumbarse su autoproclamado "califato".

La ciudad habría servido además de centro de planificación de atentados mortales cometidos en todo el mundo.

El grupo "fue en el pasado considerado todopoderoso, hoy es patético y una causa perdida", tuiteó el emisario estadounidense ante la coalición internacional dirigida por Washington, Brett McGurk.

Pese al anuncio de la caída de la ciudad, sigue siendo un misterio qué sucedió con decenas de yihadistas extranjeros que se habrían quedado hasta el final de la batalla: desde el martes no circuló ninguna imagen que los mostrase muertos o prisioneros.

"Algunos se rindieron, otros están muertos", afirmo Talal Sello, un portavoz de las FDS, sin más preciones.

Según la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), la mayoría de yihadistas extranjeros se rindió y algunos están en manos de los servicios de inteligencia occidentales.

"No se los ve porque los tienen los servicios de inteligencia", declaró a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Resultaba difícil comprobar esta información de fuentes independientes.

La coalición internacional, que respaldó la batalla contra el EI con sus bombardeos aéreos, informó por su parte que los combatientes que se entregaron fueron "interrogados".

El portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, aseguró a la AFP que unos 350 combatienes del EI se habían rendido "en las últimas 96 horas" mencionando entre ellos a "cuatro yihadistas extranjeros".

- 'El momento que esperábamos' -

Justo antes de haber anunciado la toma de Raqa, los combatientes de las FDS ocuparon la emblemática rotonda Al Naim, donde la organización yihadista realizaba decapitaciones y otras atrocidades.

Algunos estaban tan emocionados que no podían contener las lágrimas, otros mostraban una gran sonrisa, se hacían fotografías u ondeaban la bandera amarilla de las FDS.

"Este es el momento que esperábamos", declaró Hazem Koban, un combatiente de 23 años.

A su alrededor, un paisaje de desolación, con edificios en ruinas, calles repletas de escombros y carcasas de coches, una ciudad destruida por más de cuatro meses de combates y bombardeos aéreos.

Durante ese periodo, los combates dejaron 3.250 muertos -1.130 civiles, entre ellos 270 niños- y 2.120 combatientes de ambos bandos, según el OSDH.

"Cuando mi hermana me anunció la liberación, empezó a llorar y yo también, gracias a Dios", afirmó Um Abdalá, instalada en Kobane, al norte de Raqa.

Desde hace meses el EI sufre revés tras revés en Irak y Siria, tras su auge fulgurante en 2014.

En Siria, el grupo sigue presente, en número limitado, en el centro y en la periferia sur de Damasco. Su último bastión es ahora la provincia de Deir Ezzor, en el este, fronteriza con Irak.



yoselin