Internacional - Población

El día de locura por las compras: Black friday

2017-11-22

La asociación de comerciantes estadounidenses, la National Retail Federation, por primera...


(ANSA) - NUEVA YORK, 22 NOV - Black Friday y Cyber Monday: se aman o se odian; y si para muchos son excitantes jornadas de shopping, para otros son ejemplos de hiperconsumismo.
    
Los segundos, sin embargo, parecen una minoría cuando se mira alrededor: por doquier se publicitan descuentos imperdibles, que prometen a los consumidores los negocios de una vida.
    
En Estados Unidos siguen siendo los días de compras más publicitados, y señalan el inicio de cuando es socialmente aceptable gastar dinero para los regalos de Navidad: este año, el 24 de noviembre es el Black Friday, después del jueves de Acción de Gracias. En el Estados Unidos de los años 60 se volvió popular festejar el Black Friday, es decir el viernes siguiente a la fiesta familiar de Transkgiving, cuando los negocios ofrecían enormes descuentos y saldos excepcionales sobre todo tipo de artículo.
    
Aquel día abrían temprano por la mañana, proponiendo verdaderas gangas "doorbuster", es decir ofertas increíbles que se proponen apenas abrir las puertas, incitando a los clientes a hacer fila desde la madrugada.
    
La tradición de las ofertas del viernes después de Acción de Gracias se extendió a las grandes cadenas comerciales: cada año a fin de noviembre los negocios se ven invadidos por multitudes de compradores.
    
El Black Friday se convirtió así, año tras año, en el símbolo tangible de la cultura consumista estadounidense.
    
En los años 2000, en un intento de superarse a sí mismos y atraer a clientes sedientos de descuentos, los negocios empezaron a abrir a las 4.00 de la mañana, y sucesivamente también a anticipar para la medianoche la apertura del Black Friday. En 2012, la cadena Wal-Mart "quemó" a todos sus competidores abriendo a las 20.00 del mismo día de Acción de Gracias, y desde entonces el Black Friday del shopping se convirtió en la "semana del Black Friday"', abarcando también la fiesta más popular, tradicional y familiar de Estados Unidos.
    
La asociación de comerciantes estadounidenses, la National Retail Federation, por primera vez este año incluyó en las previsiones oficiales un período más amplio, que comprende también todo el fin de semana y llega al Cyber Monday (el lunes, este año el 27 de noviembre), imaginando que el 69 por ciento de los estadounidenses hacen compras, unos 164 millones de consumidores.
    
El rito de las grandes ofertas llegó a límites de barbarismo en más de una ocasión: en 2008 en Nueva York un empleado de Wal-Mart fue embestido por una multitud de dos mil personas; en California ese mismo año una pelea para comprar el mismo juguete terminó a tiros entre dos padres de familia.
    
En 2014, la policía británica tuvo que intervenir para sedar los ánimos de la gente enloquecida en Dundee, Glasgow, Cardiff, Manchester y Londres.



yoselin

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...