Religión

Devoción a la Virgen de La Tirana, protagonista de la misa papal en Iquique

2018-01-18

Las raíces andinas y populares del desértico norte chileno le dan un matiz particular...

Gerard Soler

Iquique (Chile), 18 ene (EFE).- La misa que el papa Francisco ofició este jueves en Iquique estuvo marcada por la devoción de los fieles de la Virgen de La Tirana, de gran fervor en el norte de Chile y cuya imagen fue coronada por el pontífice.

La tercera y última misa masiva del papa en el país ofreció una estampa muy diferente a las realizadas anteriormente en Santiago y Temuco, pese a que fue la menos concurrida.

Las raíces andinas y populares del desértico norte chileno le dan un matiz particular al fervor católico en esta zona, plagado de cantos, bailes y coloridas vestimentas.

Esta peculiaridad se vio reflejada en el contenido de la homilía y en el altar donde se ofició la misa, en el que estaban presentes las imágenes de la Virgen del Carmen de La Tirana y de San Lorenzo de Tarapacá.

La Virgen de La Tirana no salía del templo donde reposa, situado 80 kilómetros al sureste de Iquique, desde 1999, para la preparación del Jubileo de 2000.

Decenas de comunidades religiosas de Arica, Antofagasta, Iquique y otras localidades del norte del país asistieron a la celebración en la explanada de Playa Lobito para presenciar en directo la coronación de la Virgen por parte del papa Francisco.

"No hay palabras para explicar los sentimientos que tenemos como bailarines por la coronación de nuestra imagen. Es una felicidad demasiado grande para explicarlo", comentó emocionado a Efe Víctor Hidalgo, de la Sociedad Religiosa del Carmen Gitano Español de Arica.

Heriberto Carrasco, de la agrupación Jose María Caro, acudió a la misa vestido con un llamativo atuendo de indio con el que cada año baila en la fiesta de La Tirana, que congrega a decenas de miles de fieles y turistas cerca de Iquique.

Según este feligrés, la religiosidad se vive y se expresa en el norte de Chile de un modo muy distinto al del resto del país.

"Hay un énfasis en la piedad popular. Mostramos de otra manera nuestra devoción hacia la Virgen, más emotivamente, danzando y cantando", señaló a Efe.

Ángelica Cerda, de los Indios Comanches de Iquique, opina lo mismo. "Tenemos muchos colores, nuestros trajes son muy llamativos. Hay mucha influencia andina, tenemos parte arraigadas de Bolivia, como las diabladas", detalló.

La fiesta de La Tirana tiene sus raíces en una festividad andina precolombina, relacionada con la Pachamama (Madre Tierra) que se mezcló con la Virgen de Copacabana (patrona de Bolivia).

Se popularizó entre obreros aimaras bolivianos y peruanos que trabajaban en las minas de cobre y plata y que después llegaron a Tarapacá como empleados de las salitreras.

Durante la misa, el papa Francisco destacó que en el norte de Chile hay una "manera hermosa de vivir la fe".

"La música y los vestidos hacen de esta zona un santuario de espiritualidad popular. Porque no es una fiesta que queda encerrada dentro del templo, sino que ustedes logran vestir de fiesta todo el poblado", subrayó el pontífice.

Después de la coronación de la Virgen del Carmen, los fieles estallaron de alegría e hicieron retumbar sus sonajeros y panderetas, mientras que un pequeño grupo se desplazaba hasta el aeropuerto internacional Diego Aracena para despedir a Jorge Mario Bergoglio, antes de proseguir su gira apostólica en Perú. 



regina