Nacional - Población

Ciudad de México se hunde

2018-02-20

Por ejemplo, sumió a las zonas más castigadas por el terremoto del 19 de septiembre...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 20 FEB - El proceso de hundimiento que sufre la Ciudad de México desde hace décadas debido a que fue edificada por los españoles ganando terreno a un sistema de lagos, se agudizó con la seguidilla de tres grandes terremotos que han sacudido a la urbe en los últimos cinco meses. Especialistas del Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (Centro Geo) presentaron un estudio geológico que demuestra un aumento en el deslizamiento anual de 2,5 centímetros hasta de 10 veces tras los movimientos telúricos.

El 7 de septiembre, se registró un movimiento de tierra de 8,2 grados en la escala de Richter, el más poderoso en un siglo, y 12 días después, el día 19, se suscitó otro de 7,2 grados, ambos resentidos en la capital.

Sin embargo, el primero tuvo un epicentro más lejano, de unos 650 kilómetros de distancia y el segundo más cercano, de 150 kilómetros.

En consecuencia, el primero arrojó 102 muertos, sobre todo en los estados de Oaxaca y Chiapas y el segundo de 369 fallecidos, la mayoría en la capital.

El pasado viernes 16, se suscitó otra violenta sacudida del subsuelo de 7,2 grados, que no arrojó personas fallecidas, pero todos tienen el común denominador que aceleraron el hundimiento que sufre la capital.

Los expertos calculan que en el último siglo, este conglomerado urbano que es asiento de unos 20 millones de habitantes, contando la periferia, se ha hundido al menos 10 metros, lo que representa un récord mundial.

"El desplazamiento no fue homogéneo", señaló Alejandra López, doctora en energía eléctrica, una de las autoras del estudio, entregado a la Comisión de Reconstrucción de la metrópoli Por ejemplo, sumió a las zonas más castigadas por el terremoto del 19 de septiembre entre 16 y 25 centímetros y a otras zonas entre 3 y 16 centímetros, de acuerdo con el estudio del Centro Geo, según informó su director José Ignacio Chapela.

La medición del descenso de nivel del suelo se midió mediante técnicas de radar y con base en sensores satelitales que detectan cambios físicos del terreno.

Los especialistas recomiendan realizar estudios del subsuelo y cambios que permitan evitar daños a los habitantes de la urbe.

La zona oriente de la capital, donde se ubicaba sobre todo el lago principal desecado para ganar espacio a la ciudad edificada por los conquistadores españoles sobre la Gran Tenochtitlán, la famosa capital del imperio azteca, es la que registra mayor hundimiento.

El fenómeno es atribuido a la extracción de agua en cantidades crecientes de los mantos acuíferos de la ciudad, pero los sismos habrían causado reacomodos en zonas con oquedades.

Miguel Castillo, ingeniero en mecánica de suelos del instituto Politécnico Nacional, propuso "prevenir la deformación de avenidas o la posible generación de socavones" y la sustitución de tuberías de agua que registran fugas o rupturas.

Las características diversas del subsuelo de la ciudad la hacen vulnerable al hundimiento pues hay zonas con depósitos de lago, arcillas suaves con sedimentos de río y también hay áreas con lava solidificada que resultó de algunas erupciones volcánicas en el pasado.

"Lo que naturalmente ya se estaba desplazando, aumenta su velocidad al momento de la propagación de una onda sísmica", señaló Dora Carreón, del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), citada en el informe.

Gabriel Auvinet, coordinador del Laboratorio de Geoinformática de la UNAM, estima que el lago y las pequeñas lagunas adyacentes al secarse dejaron "sedimentos" fáciles de comprimir y se calcula que "por cada gramo de sólido puede haber hasta ocho de agua".

El hundimiento en la capital es tan evidente que en algunos monumentos emblemáticos como el Palacio de Bellas Artes, se observa un desnivel de más de dos metros, y el Angel de la Independencia se sumió casi tres.
    
Sin embargo, la zona más susceptible es donde se ubica el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que presenta hundimientos de entre 10 y 14 metros, con una velocidad promedio de 15 centímetros al año.

Esa zona es justo el núcleo del gran lago que dominaba el paisaje hace más de 5 siglos en el antiguamente denominado Valle de Anáhuac. (ANSA).  



yoselin
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México