Internacional - Población

Gente no quiere ayuda en Guta Oriental, sino que paren bombardeos

2018-03-06

"Para mí, para nosotros, para el equipo del CICR fue muy difícil, al final del...

 

Beirut, 6 mar (EFE).- Los residentes de Duma, la mayor ciudad de Guta Oriental, no quieren ayuda, sino que paren los bombardeos, afirmó hoy el responsable de Comunicación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Siria, Pawel Krzysiek, que ayer accedió a la zona asediada de las afueras de Damasco en un convoy humanitario.

"La gente me contó historias muy desgraciadas, están muy cansados y enfadados, no quieren ayuda, lo que quieren es que paren los bombardeos", apuntó Krzysiek en un vídeo publicado por su organización.

Explicó que el principal problema del convoy, organizado por el CICR, la Media Luna Roja Siria y la ONU, fue llevar suministros "para que la gente pueda sobrevivir por un corto periodo de tiempo cuando lo que necesitan es una solución sostenible para su situación de seguridad".

"Las madres me dijeron que sus hijos no han visto la luz del día durante quince días, las escuelas han parado", detalló.

Krzysiek destacó que las familias se amontonan en refugios bajo tierra, donde "tienen miedo de comer delante de otros, porque en esos refugios cuando estás durante tanto tiempo todo el mundo tiene hambre".

"Incluso si tienen un poco de comida no lo muestran, así que salen para buscar algo de alimento o comer en sus casas y luego comienzan los combates y bombardeos y muchos mueren", lamentó.

Krzysiek agregó que cuando iban de camino a un centro de distribución de la Media Luna Roja Siria vieron a trabajadores humanitarios sacando cadáveres de los escombros y que había menores alrededor.

"Para mí, para nosotros, para el equipo del CICR fue muy difícil, al final del día entramos y nos apañamos para repartir suministros después de largas negociaciones", subrayó Krzysiek, quien consideró que este tipo de convoyes deberían producirse "más rápido, a menudo y en mayor cantidad".

Pese a haber logrado entrar en Guta Oriental, escucharon bombardeos en los alrededores y tuvieron que marcharse sin descargar todo el material que habían llevado por el deterioro de la situación de seguridad.

La ONU y sus socios intentarán el jueves entregar la ayuda humanitaria que no pudieron suministrar ayer en Duma, debido al continuado bombardeo y los ataques con proyectiles que obligaron al convoy a retirarse antes de lo previsto del área.

El portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Jens Laerke, señaló en la rueda de prensa bisemanal del organismo multilateral en Ginebra que diez del total de 46 camiones que conformaban el convoy humanitario no pudieron ser descargados por la falta de seguridad en la zona, y cuatro solo parcialmente.

Además de la falta de seguridad para la entrega de la ayuda, tanto la Organización Mundial de la Salud como Unicef han denunciado que las autoridades sirias rechazaron buena parte de los suministros médicos. 



yoselin