Internet

Demasiada agresividad virtual 

2018-03-22

A manera de conclusión se reveló que eran más los mensajes...

Por Oscar Escamilla

(ANSA) - BOGOTA, 21 MAR - Un estudio difundido este miércoles por el ministerio de las TIC (tecnologías de la información) reveló el nivel de toxicidad y agresión en los comentarios hechos en algunos portales de medios de prensa local y en Twitter frente a dos temas específicos.

El trabajo evidenció cierto estado de violencia que se ampara en el anonimato.

El análisis se hizo a partir de dos estudios de caso: las reacciones que despertaba un partido político y la violencia contra la mujer.

En total se tomaron como muestra 40.310 trinos y 4.786 comentarios en la prensa relacionados con el movimiento político, cuya identidad no se divulgó; sumado a los 29.347 tuiteres y 5.613 apuntes hechos en los sitios de Internet de periódicos, a propósito de las agresiones de género.

A manera de conclusión se reveló que eran más los mensajes "tóxicos" hechos en los espacios abiertos para los comentarios en los portales de la prensa, que los apuntes escritos en Twitter, y que el tono de las discusiones subía en la medida en que el asunto estaba en el debate público.

En cuanto a quienes escribían, el estudio descubrió que eran más los comentaristas "tóxicos", que en su mayoría no obedecían a grupos o trolls organizados previamente para atacar o exaltar a alguien, sino que eran sujetos en su mayoría sin identidad, ni fotografía, ni nada que pudiera dar pistas de quiénes se trataba.
 
En oposición estaban las personas públicas o reconocidas en redes sociales, quienes eran menos propensas a escribir mensajes ofensivos, agresivos o vulgares, al parecer para no afectar su imagen o perder seguidores.
    
En tanto que las mujeres eran el blanco predilecto de esos agresores virtuales, mientras que entre ellas eran menos frecuentes las ofensas y otros ataques.
    
Una característica particular del estudio es que los comentarios tóxicos solían repetir el uso de signos de exclamación y mayúsculas, y menos los hashtags.
    
"Esto es una conjetura: pero parece que hay un comportamiento similar entre ciertos conductores de vehículos con algunos usuarios en redes, que parecen tener una agresividad contenida o natural que se manifiesta en la medida que nadie les ve la cara, que se sienten resguardados y que hay pocas probabilidades de represalia", explicó a ANSA Diego Jara, director de Quantil, la empresa encargada por el Ministerio del estudio.
    
Por su parte, el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), David Luna, dijo que este es el primer experimento de estas características que se hace en el país, confió en que se pueden hacer muchos más y de diversos temas, al tiempo que invitó a la tolerancia a los usuarios de la red.
    
"Es muy importante que los ciudadanos entendamos que hay que bajarle el tono a la conversación", manifestó Luna, porque "el lenguaje tóxico hace mucho daño", apuntó.
    
El jefe de la cartera de las TIC recordó que por "toxicidad" se entiende, en el ámbito virtual y basado en definiciones académicas, a aquellos "comentarios rudos, irrespetuosos o poco razonables que muy probablemente te harían irte de la discusión".
    
Luna sostuvo que parte de la solución a este asunto reposa en las "audiencias" que pueden "actuar" para "disminuir la tensión y el insulto" con acciones concretas de rechazo.
    
Añadió que cuando las agresiones toman otro cariz están las autoridades para tramitar denuncias por injuria y calumnia o para operar cuando los límites se rompen y el tema se convierte en un delito cibernético. (ANSA).



yoselin
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México