Internacional - Población

Miles de personas salen de Guta tras rendición de enclave ante Gobierno sirio

2018-03-27

Una caravana de al menos 100 autobuses salió de Guta oriental a alrededor de las 03.00 hora...

 

BEIRUT (Reuters) - Unas 7,000 personas salieron el martes de Guta oriental hacia territorios controlados por rebeldes en Siria, cerca de la frontera con Turquía, en virtud de un acuerdo mediado por Rusia para entregar el enclave al Gobierno sirio, informaron un medio estatal ruso y un grupo activista.

Los rebeldes han estado dejando gradualmente Guta desde el jueves tras el acuerdo de un corredor seguro para ellos y sus familias hacia Idlib, en el noroeste de Siria, después de que fueron derrotados en una feroz ofensiva por parte del Ejército sirio respaldado por los rusos.

Se trata del mayor revés para la rebelión contra el presidente Bashar al-Assad desde que insurgentes fueron expulsados desde el este de Alepo en 2016, fortaleciendo su posición militar en el conflicto de siete años.

Una caravana de al menos 100 autobuses salió de Guta oriental a alrededor de las 03.00 hora local (0000 GMT) con combatientes rebeldes, sus familias y otros civiles que habían estado refugiados en una zona alrededor de las ciudades de Arbin, Ain Tarma y Zamalka.

La agencia rusa de noticias TASS afirmó que casi 6,800 rebeldes y sus familias fueron transportados desde Guta oriental a Idlib, con lo que el total de rebeldes llevados fuera del área en los últimos tres días subió a 13.190.

El Ejército sirio dividió a Guta Oriental en tres zonas separadas durante su asalto que comenzó el 18 de febrero, en el que han muerto más de 1,600 personas, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

La última área en Guta controlada por los rebeldes es la ciudad de Douma, donde se refugian decenas de miles de civiles. La localidad es controlada por el grupo Jaish al-Islam, que está en conversaciones con Rusia, pero que ha rechazado públicamente la idea de trasladarse al noroeste, pues la califica de “desplazamiento forzado” que equivale a una política de “cambio demográfico” por parte del Gobierno sirio.

Además de su posición en el noroeste, los rebeldes que se oponen a Assad aún tienen un pedazo de territorio en la frontera con Jordania e Israel y pequeños enclaves cerca de Damasco, Homs y Hama. 



yoselin