Nacional - Seguridad y Justicia

Ya basta", dice Iglesia ante asesinato de sacerdotes

2018-04-23

El viernes pasado, fue asesinado a balazos el vicario Juan Miguel Contreras, en el poblado de...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 23 ABR - La jerarquía católica mexicana manifestó un nuevo "Ya Basta" por el asesinato de dos sacerdotes en menos de una semana, que elevó la cifra de curas victimados en los últimos 6 años a 23 y de paso criticó la "guerra sin sentido" del gobierno contra las bandas criminales.
    
"Los casos de sacerdotes en nuestro país que han sido víctimas de la brutalidad que sigue enlutando a cientos de familias de nuestra nación" obligaron a la Iglesia a sumarse a las voces cada vez más generalizadas para frenar esta espiral de miedo y sangre.
    
"Como iglesia, nos unimos para encomendar a Dios el eterno descanso de quienes han fallecido y alzamos una vez más nuestra voz para decir 'Ya Basta'", afirmó en un comunicado la Arquidiócesis de Monterrey, en el norteño estado de Nuevo León.
    
El viernes pasado, fue asesinado a balazos el vicario Juan Miguel Contreras, en el poblado de Tlajomulco de Zúñiga, estado occidental de Jalisco, dentro de su propia parroquia, por un desconocido con el que previamente sostuvo una airada discusión, de acuerdo con testigos.
    
El miércoles, el sacerdote Rubén Alcántara fue muerto a puñaladas en un templo de Cuautitlán Izcalli, estado de México, a unos 40 kilómetros al norte de la capital.
    
"Somos conscientes y estamos agradecidos" con las autoridades por "los grandes esfuerzos que realizan, por lo que pedimos que no admitan ningún tipo de distracción", afirmó el comunicado de la Arquidiócesis de Monterrey, dirigida por el obispo Rogelio Carrera.
    
"No pueden olvidar que su compromiso con el pueblo es hasta el último minuto de su gestión", afirmó. En Guadalajara, la segunda ciudad en importancia del país, capital de Jalisco, el cardenal Francisco Robles pidió esclarecer el crimen del sacerdote Contreras y dijo que "las autoridades han descuidado el tema de la seguridad, porque hay la ambición de asegurar su futuro y no el bienestar de la sociedad".
    
La Arquidiócesis de Guadalajara exigió "a las autoridades estatales y municipales que se investigue y se esclarezca este lamentable acontecimiento".
    
Además, hizo un llamado "a quienes cometen estas atrocidades en contra de la vida de las personas, a que recapaciten el daño que hacen a la sociedad y el clima de angustia que propician en los ciudadanos, para que su mente y su corazón se muevan a la conversión de sus actos".
    
"Nos unimos en oración para que cese el clima de violencia que azota a nuestro estado de Jalisco", afirmó el comunicado.
    
El cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, pidió en su homilía dominical en la Catedral Metropolitana de la capital, orar por los sacerdotes que han muerto en los últimos días.
    
Sin embargo, aprovechó el púlpito para señalar que "la Iglesia católica debe estar en todos los ámbitos sociales, debido a que en los últimos años se ha desviado entre la violencia y la descomposición social".
    
"Hay una sociedad que está deteriorada de su tejido social, lo cual ha desatado dinamismos negativos de violencia y de odio que han propiciado enfrentamientos en lugar de unión para resolver los problemas", afirmó Aguiar Retes, que asumió su cargo en febrero pasado.
    
La Conferencia del Episcopado Mexicano también emitió un comunicado en el cual hizo "un urgente llamado para construir una cultura de paz y de reconciliación". "Estos lamentables acontecimientos nos llaman a todos, a una conversión mucho más profunda y sincera. Es tiempo de mirar con honestidad nuestra cultura y sociedad, para preguntarnos por qué hemos perdido el respeto a la vida, y a lo sagrado", dijeron los obispos de este país.
    
También exhortaron "a aquellos que menosprecian y arrebatan la vida por cualquier causa, a dejarse mirar por el rostro bondadoso de Dios, para deponer no solo las armas, sino el odio, el rencor, la venganza, y todo sentimiento destructivo".
    
Pero el reclamo más firme fue formulado a las autoridades, a las cuales le exigieron "con firmeza, una vez más, investigar exhaustivamente, hasta aclarar los hechos".
    
Los obispos pidieron al gobierno "actuar conforme a la justicia, y no permitir que éste, ni los demás crímenes en nuestra nación, queden impunes".



Jamileth

Notas Relacionadas