Nacional - Política

Polémica por candidata Nestora Salgado acusada de secuestro

2018-05-28

Para López Obrador, que supera por 3 a 1 las intenciones de voto respecto a Meade, es una...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 27 MAY - A casi un mes de las presidenciales del 1 de julio, una mujer acusada de secuestro, postulada como candidata al Senado por la izquierda, se convirtió en la "manzana de la discordia" en el clima cada vez más caldeado de la campaña.
    
El favorito de las encuestas Andrés López Obrador, cuyo partido, Morena, postuló a Nestora Salgado -ex jefa en un grupo de autodefensa- y su rival oficialista José Antonio Meade, se trenzaron en una agria disputa verbal sobre el tema.
    
Para López Obrador, que supera por 3 a 1 las intenciones de voto respecto a Meade, es una "luchadora social", pero el candidato del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro) insiste en que es una "delincuente".
    
Durante el segundo debate presidencial el pasado día 20, Meade leyó un mensaje atribuido a Salgado, cuando se comunica con los padres de una niña mantenida en cautiverio por un grupo de autodefensa en Olinalá, estado sureño de Guerrero.
    
"Soy la comandante Nestora Salgado y sólo le llamo para decirle que, a cambio de la libertad de su hija, me tiene que entregar la cantidad de 5 mil pesos (unos 250 dólares)", advertía la mujer.
    
Meade, un tecnócrata que fue cinco veces ministro en dos gobiernos de diferente signo ideológico, el del ex presidente Felipe Calderón (2006-2012) y el del actual mandatario Enrique Peña Nieto, parece haber apostado gran parte de las pocas municiones que le quedan en desacreditar a Salgado.
    
Sin embargo, la riesgosa jugada, que podría convertirse en la última oportunidad para Meade, ex canciller y ex ministro de Finanzas, de repuntar en los sondeos, no es muy segura De hecho, después de esa denuncia, la autoridad electoral validó la candidatura al Senado de la ex guardia comunitaria, al señalar que cumple "con los requisitos para obtener el registro como candidata a un puesto de elección popular".
    
En tanto, la Comisión de Quejas del organismo ordenó suspender la difusión de un mensaje propagandístico del PRI en el que se acusa a Salgado de criminal.
    
Además, Nestora presentó una demanda por "daño moral" contra Meade, y le exigió que se retractara y se disculpara, el oficialista insistió en que Salgado "violentó a su comunidad".
    
"Ni me retracto, ni me disculpo cuando se trata de velar por la seguridad y de dar voz a las víctimas de la violencia", señaló el ex ministro, un doctor en economía por la Universidad de Yale.
    
López Obrador argumenta que Salgado "fue calumniada de manera infame" por Meade para "remontar su desventaja" porque "es una dirigente social que está luchando porque haya paz y tranquilidad" y advirtió que la apoyará hasta el final.
    
El tema ha dividido a la sociedad, organizaciones civiles y candidatos.
    
El candidato independiente a la presidencia Jaime Rodríguez, conocido como "El Bronco", que le dio la razón a Meade y aseguró que es "preocupante" que Salgado llegue al Congreso.
    
Anaya asumió una postura salomónica, Ricardo Anaya estimó que este asunto "lo deben resolver los jueces".
    
Organizaciones anticrimen como Alto al Secuestro, por voz de Isabel Miranda, dijeron que Salgado, que pasó entre 2015 y 2016 casi un año en prisión, aún tiene tres causas penales pendientes de resolución, por lo que no está del todo exonerada.
    
"A mí la lógica me dice que alguien que está siendo juzgado por secuestro y homicidio no podría estar en una boleta electoral", señaló.
    
El ómbudsman Raúl González le dio la razón a Nestora y dio que en su juicio se identificaron "violaciones al debido proceso" aunque también dijo que "la policía comunitaria incurrió" en abusos.
    
En el fondo de la polémica subyace el espinoso asunto de las autodefensas surgidas al calor de la guerra contra las drogas, lanzada por el gobierno hace 11 años, y que permite a grupos civiles en poblados asolados por la delincuencia armarse y combatir a las bandas bajo normas y costumbres ancestrales.
    
Esas disposiciones prevén la "retención de personas" o secuestro, bajo la figura de "detención legal" y el cobro del rescate se equipara a una "fianza".



Jamileth