Nacional - Seguridad y Justicia

Más asesinatos estilo mafioso en capital

2018-05-29

La cifra marcha a un ritmo mayor que delitos como secuestro (56%), femicidio (17%) robo a casa...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 29 MAY - Los asesinatos de estilo mafioso son cada día más frecuentes en la Ciudad de México y sus alrededores, que desde hace tiempo enfrenta un proceso de deterioro en materia de seguridad.

Las calles relativamente tranquilas de esta metrópoli de 9 millones de habitantes, 20 millones contando la conflictiva periferia, se han convertido en campos de batalla de bandas criminales que se disputan territorios.

Un reflejo de esta degradación lo representa el crecimiento exponencial de los asesinatos de estilo mafioso, que suma ya 103 en el primer trimestre de 2018, y abarca prácticamente todo el territorio urbano de la metrópoli, es decir 15 de las 16 delegaciones o municipalidades en que está dividida la capital. En el primer trimestre del año se incrementaron los homicidios directos tipo "vendetta" 94%, de acuerdo con la organización Semáforo Delictivo.

La cifra marcha a un ritmo mayor que delitos como secuestro (56%), femicidio (17%) robo a casa (16%), robo a negocio (12%), violación (11%), violencia familiar (10%) y extorsión (1%).

Entre enero y marzo pasados, la Ciudad de México contabilizó un total de 271 homicidios, de los cuales 103, equivalentes a 38%, fueron asesinatos tipo mafioso, según la firma Lantia Consultores.
    
A ello se suman los homicidios intencionales de abril (30) y mayo (39), lo que sumaría 172, una cifra escalofriante.

Aún así, la capital mantiene tasas de homicidio por debajo de la media nacional, excepto en el caso de la extorsión (el doble), el robo a casa y la violencia familiar.

"Estamos ante conflictos por el control territorial y de mercados entre asociaciones delictivas que están exhibiendo su poder criminal", afirmó Ernesto López Portillo, del Foro Mexicano para la Seguridad Democrática.

El ministro de Gobernación, Alfonso Navarete, admitió hay un aumento en los asesinatos a causa de "la disputa de territorios por parte de organizaciones criminales", pero llamó a "trabajar más en conjunto" entre el gobierno federal y el local contra este flagelo.

La mitad de los asesinatos fueron cometidos en la problemática zona oriente de la metrópoli, donde se ubican las zonas más pobladas y con menos oportunidades de empleo de la capital.

El ex subsecretario de Seguridad Pública de la ciudad Gabriel Regino señaló que los niveles de violencia son provocados por la disputa del territorio y la venta de droga, además de que "no hay un control en la seguridad que inhiba la actuación de los grupos delictivos".

Los expertos también creen que podría haber complicidad de policías y funcionarios de las agencias de seguridad con los delincuentes.

"Es posible que exista apoyo por parte de servidores públicos de las áreas de seguridad o de investigación" y eso lleva "a esos picos de violencia que desgraciadamente se han vivido y se viven en otras localidades del país", afirmó.

López Portillo también consideró que el actual período electoral no ayuda a mejorar la situación en la medida en que se crean "vacíos en los tramos de responsabilidad de las instituciones de seguridad pública" que "provocan el reacomodo de organizaciones criminales y la exhibición de poder". Otra de las razones a las que se atribuye el aumento de la violencia en las calles es la salida de 8393 presos de las cárceles de la capital por la entrada en vigencia del nuevo sistema de justicia penal, según el ex jefe de gobierno de la ciudad Miguel Mancera.

Mancera estimó que la delincuencia se incrementó en 20% desde que inició la primera fase de implementación de ese nuevo modelo, en diciembre de 2015.

Semáforo Delictivo señaló que la urbe puede ser "una ciudad en paz", pero se requiere "fortalecer al Estado de Derecho". "Debemos blindar las instituciones mediante la transparencia, la legalidad, la efectividad, la rendición de cuentas, el aprendizaje continuo, el respeto a los derechos humanos y a la diversidad", afirmó. 
 



regina