Nacional - Economía

Guerra comercial amenaza con subir la inflación

2018-06-01

De la Cruz detalló que los rubros a los que se les impusieron estas medidas tienen poca...

 

elEconomista.es | A partir de este viernes entran en vigor los aranceles al acero y el aluminio impuestos por Donald Trump a México, Canadá y la Unión Europea. Ante esta medida el gobierno mexicano dijo que responderá de la misma manera y aseguró que pondrá aranceles espejo a algunos productos estadounidenses, desencadenándose así una guerra arancelaria en la que uno de los elementos que podrían verse afectados es la inflación.

"Esta batalla comercial ya comenzó, no es algo que vayamos a ver a futuro, esta batalla ya comenzó. (?) La imposición de aranceles puede tener ciertas afectaciones en los costos de algunos productos lo cual podría tener algún efecto inflacionario, esto no sucedería de manera inmediata aunque ese es uno de los riesgos", aseguró José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Por su parte, Héctor Magaña, coordinador de análisis e investigación del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, dijo que los incrementos a los productos que se derivan del acero y del aluminio se trasladarán en un par de meses más y eso podría atraer consigo problemas en cuanto a la inflación, lo cual podría tener mayores repercusiones si el tipo de cambio continúa su tendencia de depreciación.

"Las implicaciones serán en el mediano plazo, no se verán reflejadas inmediatamente, pero el Banco de México estará dispuesto a tomar las medidas necesarias para contener estos efectos, por lo que podríamos ver un incremento en las tasas de referencia en caso de que se requiriera", afirmó.

De la Cruz detalló que los rubros a los que se les impusieron estas medidas tienen poca incidencia en la canasta básica, pero las afectaciones a los productores sí serán inmediatas.

Luego de que el 2017 fuera un año difícil en términos inflacionarios y cerrará el año en un 6.77%, la tasa más alta registrada en los últimos 17 años, en marzo, y ante la amenaza de la imposición de aranceles al acero y al aluminio, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico) indicó que esto, que ahora ya es un hecho, sería un factor de riesgo para el descenso que tienen previsto para la inflación.

En ese entonces Díaz de León dijo que las medidas proteccionistas pueden tener una afectación, pero, "desde hace muchos años el Banco de México ha estado a favor de la integración comercial, por las ganancias en eficiencia la contribución que tienen al crecimiento y a la inflación y a mejores precios para los consumidores, si bien puede ser un escenario de riesgo hacia adelante, en caso de que se materialice algo así el Banco estará apuntando cómo vemos esas circunstancias. (?) Para nosotros es muy importante que se mantenga el entorno de apertura comercial".

Sin embargo, en lo que se refiere a los aranceles al aluminio Ramón Beltrán Arellano, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Aluminio (Canalum) dijo que es un "sinsentido" y representará un golpe a su propia industria que afectará a sus consumidores finales.

El líder del sector dijo que México exporta a Estados Unidos 350,000 toneladas de aluminio de Estados Unidos, pero dicho país exporta a México cerca de 800,000 toneladas de dicho metal, además de que el país norteamericano tiene un déficit de 6 millones de toneladas.

Consumidores en medio del fuego de esta batalla

"La imposición de los aranceles va ser resentida por los consumidores finales, (?) esta guerra comercial lo que busca es tratar de compensar los aumentos en otros productos para mitigar los efectos, pero al final del día siempre afecta al consumidor final quien es el que tiene que pagar parte del precio en esta guerra comercial", advirtió.

Al respecto, en conferencia de prensa Salvador Álvarez Morán, representante de la Confederación Nacional Ganadera en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aseveró que en esta guerra comercial "los rehenes son los consumidores".

Ante la medida estadounidense México respondió que impondrá medidas equivalentes a diversos productos estadounidenses, como aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos); lámparas; piernas y paletas de puerco; embutidos y preparaciones alimenticias; manzanas, uvas y arándanos; diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México