Internacional - Política

May visita por primera vez la frontera norirlandesa para abordar su futuro

2018-07-19

La líder conservadora tendrá encuentros con representantes empresariales y...

 

Londres, 19 jul (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, inicia hoy un viaje de dos días a Irlanda del Norte, donde visitará la frontera, por primera vez desde el referéndum del "brexit", para abordar las preocupaciones de la ciudadanía sobre su futuro tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La líder conservadora tendrá encuentros con representantes empresariales y comunitarios en diferentes puntos fronterizos con la República de Irlanda, una barrera que se ha comprometido a mantener tan abierta como sea posible para proteger las dos economías y el proceso de paz después del "brexit".

Aunque ha visitado la provincia británica en el último año, May ha sido criticada porque aún no había tratado con la ciudadanía, sobre el terreno, la cuestión fronteriza, uno de los principales escollos en las negociaciones con Bruselas.

Antes de aterrizar en Belfast, May recordó ayer que el "modo de vida" de los norirlandeses "depende de la libertad de movimiento para cruzar libremente la frontera, para comerciar, vivir y trabajar día a día".

La primera ministra también ha subrayado que cualquier línea divisoria entre el Reino Unido y la UE tras el "brexit" no se situará en el Mar de Irlanda, pues su objetivo es "preservar la integridad del mercado interno" de todo el país y "la posición de Irlanda del Norte en él".

Su visita a la provincia, cuyo electorado rechazó el "brexit" en el referéndum de 2016, coincide con la reunión que mantendrá hoy en Bruselas su nuevo ministro para la salida de la UE, Dominic Raab, con el negociador jefe comunitario, Michel Barnier, cuya respuesta al plan británico de divorcio determinará la evolución del Gobierno de Londres.

May consensuó este plan de salida, recogido en el llamado Libro Blanco, el pasado 6 de julio, pero provocó la dimisión de dos ministros y otros cargos de menos rango al proponer crear un mercado común de bienes británico-comunitario con cierta armonización reguladora, algo inaceptable para los partidarios de un "brexit" duro o ruptura total con la UE.

La dirigente conservadora tiene previsto pronunciar un discurso mañana, viernes, en Belfast para exponer los contenidos del Libro Blanco, después de reunirse con los principales partidos políticos de la región.

Bruselas ha advertido de que la provincia deberá permanecer alineada con algunas normas del mercado único y la unión aduanera si el resto del país (Inglaterra, Escocia y Gales) abandona definitivamente esos espacios económicos y Londres no presenta alternativas viables para mantener la frontera norirlandesa abierta.

May ha rechazado esa opción ante la presión de miembros de su propio Ejecutivo y de su formación, así como del Partido Democrático Unionista (DUP), el principal representante de la comunidad protestante norirlandesa y del que depende para gobernar en minoría.



Jamileth