Nacional - Economía

La economía mexicana modera su crecimiento pero sobrelleva la incertidumbre

2018-07-31

De acuerdo con una estimación preliminar difundida hoy por el Instituto Nacional de...

Martí Quintana

 

México, 31 jul (EFE).- Pese a ser un trimestre marcado por la renegociación del TLCAN y las elecciones, que impactaron en el tipo de cambio, la economía mexicana creció entre abril y junio. Y aunque lo hizo a un ritmo menor de lo esperado, mantuvo la tendencia positiva.

"Se mantuvo el crecimiento, a pesar de que sea moderado. Es importante mencionar que hemos tenido constancia a lo largo del tiempo. No hemos tenido contracciones en el producto interno bruto (PIB), como en Brasil", dijo hoy a Efe la analista económica del banco Ve por Más Mariana Paola Ramírez.

De acuerdo con una estimación preliminar difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el PIB de México aumentó 2,7 % en el segundo trimestre de 2018 respecto al mismo período de 2017, sumando 33 trimestres con el país creciendo.

No obstante, sin factores coyunturales por temporada, el PIB avanzó 1,6 % interanual, ello como consecuencia de los incrementos en el sector terciario (2,4 %), el primario (2 %) y el secundario (0,2 %).

Y en comparación con el trimestre previo, el resultado fue negativo, pues el PIB registró un descenso de 0,1 %, motivado por una caída de las actividades primarias (2,1 %) y de las secundarias (0,3 %), en tanto que el sector terciario creció 0,3 %.

La directora ejecutiva de análisis económico y estrategia de Banorte, Delia Paredes, explicó hoy a Efe que, en términos reales, este trimestre se vio beneficiado por el efecto calendario, pues la Semana Santa impactó en el primer trimestre, restando días laborables y haciendo que la economía creciera 1,3 % interanual.

Por sectores, y en cifras desestacionalizadas, atribuyó a los ciclos agrícolas la baja en el sector primario (2,1 %) y adjudicó la disminución en el sector secundario (0,3 %) a la caída de la minería, en tanto la manufactura se mantuvo.

Para Ramírez, es también destacable el menor crecimiento en el sector terciario, de 0,3 % trimestre contra trimestre. "Se debe a temas inflacionarios y de salario real, que inciden en el consumo. Aunque en parte fueron compensados por remesas y empleo", adujo.

Este lunes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer un superávit en su balance primario de 121.052 millones de pesos (6.529 millones de dólares) en el primer semestre de 2018.

Sobre este dato, la experta de Ve por Más explicó que implica un ajuste del gasto público, lo que tiene una "incidencia directa" en los servicios por un menor empleo público y subsidios.

El segundo trimestre estuvo marcado por la compleja modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con varios amagos de Estados Unidos de levantarse de la mesa de negociaciones con México y Canadá.

También por la campaña rumbo a las elecciones del 1 de julio, cuando se eligieron más de 3,400 cargos públicos en México, entre ellos el presidente.

La estimación oportuna del instituto de estadísticas no da datos detallados por sector, por lo que se tendrá que esperar al 24 de agosto para dar un análisis pormenorizado.

Por ello, las especialistas consultadas consideraron que es pronto para conocer si estos factores tuvieron un verdadero impacto, positivo o negativo, en el PIB.

Para Paredes, por ejemplo, el TLCAN podría haber frenado las inversiones, pero los comicios habrían incentivado el gasto terciario.

En el segundo trimestre, no obstante, hubo un fuerte impacto en el tipo de cambio del peso, que se depreció hasta superar las 20 unidades por dólar, un nivel que no alcanzaba desde febrero de 2017.

Desde la victoria del izquierdista Andrés Manuel López Obrador en la elección por la Presidencia se recuperó, y hoy se mueve en torno a los 18,60 pesos por dólar, aunque sigue muy pendiente de cualquier dato macroeconómico.

"El peso inicia la sesión con una depreciación de 0,48 % u 8,8 centavos. La depreciación del peso se debe en parte a la estimación oportuna de crecimiento económico. De manera trimestral, el PIB mostró una contracción de 0,1 %, empleando cifras ajustadas por estacionalidad, contrario a las expectativas del mercado", indicó hoy Banco Base en un boletín.

Con todo, el PIB de México creció 2 % en términos reales en el primer semestre del año, una cifra idéntica al crecimiento económico de 2017, aunque inferior al 2,9 % registrado en 2016 y al 2,6 % de 2015.

En el próximo trimestre, indicó Paredes, la economía mexicana podría crecer sustancialmente. No tanto por alzas internas, sino por el impacto negativo en septiembre del año pasado de los terremotos que azotaron al país.

Para este 2018, el Banco de México prevé que la economía del país crezca en un rango de entre 2 % y 3 %, por lo que los datos oficiales hasta la fecha se ubican en el intervalo estimado.



Jamileth
Utilidades Para Usted de El Periódico de México