Religión

En Italia cuatro "casos Viganò"

2018-10-02

"Existen cuatro casos Viganó en Italia", explicó en conferencia de prensa,...

 

(ANSA) - ROMA, 2 OCT - Cuatro "casos Viganò" en Italia, cuatro casos de pedofilia "pasados por las manos" del Vaticano que "no habrían sido tratados con la tolerancia cero prometida sino con negligencia", denunció hoy la Asociación internacional de víctimas de abusos de eclesiásticos de la red Ending Clergy Abuse (ECA).

De esta forma se hicieron eco de la afirmación "el que calla otorga", escrita en una reciente carta por el exnuncio apostólico en Estados Unidos, monseñor Carlo Maria Viganò, en referencia a la falta de respuestas del papa Francisco y el Vaticano a su informe sobre presuntos encubrimientos a acusados de pedofilia.

Específicamente los sucesos italianos ahora denunciados corresponden al preseminario vaticano Pío X, al Instituto Provolo de Verona, al caso de Mauro Galli de la diócesis de Milán y al de Silverio Mura de la diócesis de Nápoles.

"Existen cuatro casos Viganó en Italia", explicó en conferencia de prensa, Francesco Zanardi, perteneciente a ECA, para darle luego detalles precisos a los periodistas.

"Uno: tenemos aquí presente a uno de los monaguillos del Papa. Fue abusado indirectamente porque él vio a su compañero de habitación ser abusado en el Vaticano" en el preseminario Pío X, dijo Zanardi.

"Este es un caso que fue encubierto dos veces por el Vaticano y actualmente el presunto abusador, nunca sancionado, ejerce como sacerdote en Como. A comienzos de este año recibía las inscripciones para los ejercicios espirituales", agregó.

"Un caso cuyas investigaciones comenzaron con el Papa Francisco, que se propone resolver los problemas del mundo y no pudo resolver el problema dentro del pañuelo de su estado", afirmó.

"El segundo caso es el del instituto Provolo de Verona: en 2014, una delegación de exalumnos sordos veroneses se reunió personalmente con el papa Francisco y le entregó una carta con los nombres de 25 presuntos sacerdotes pedófilos, entre ellos Nicola Corradi, quien actualmente se encuentra detenido en Argentina. No fue detenido por el Vaticano o por pedido del Papa en base a este informe, sino que se le encomendó la dirección del instituto Antonio Provolo en América del Sur hasta que el poder judicial argentino lo arrestó", continuó Zanardi.

"El tercer caso es sobre el sacerdote Mauro Galli, quien fue sentenciado hace solo dos semanas a seis años y cuatro meses.

Esta historia fue denunciada varias veces al Vaticano y al Papa, hay cartas de la Congregación para la Doctrina de la Fe que certifican que esto se conocía en el Vaticano. Pero a pesar de todo, el papa Francisco en julio de 2017, en lugar de castigar con tolerancia cero, nombró a monseñor Mario Delpini como arzobispo de una de las diócesis más grandes de Europa", agregó.

En efecto el pontífice nombró a monseñor Delpini como Arzobispo Metropolitano de Milán, siendo precisamente la función anterior de este religioso, desde 2014 hasta hace poco, la responsabilidad directa sobre la formación de los seminaristas a los cuales les faltaban cinco años para la ordenación.

"El último caso es el de don Silverio Mura: incluso aquí la víctima se reunió con el Papa y hace aproximadamente ocho años que denuncia al sacerdote. Los abusos ocurrieron en Nápoles.

Encontramos a este sacerdote en febrero de este año en un pequeño pueblo llamado Pavese bajo un nombre falso. La Iglesia lo envió allí y, ahora que fue descubierto, desapareció de nuevo", concluyó Zanardi ante los periodistas.(ANSA).



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México