Religión

"No despreciar a los niños"

2018-10-02

Los fragmentos del Evangelio del día estuvieron vinculados a la conmemoración...

 

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 2 OCT - "No despreciar a los niños", dice el Señor, porque "sus ángeles en los cielos ven siempre la cara de mi padre que está allí" fue la cita del Evangelio de San Mateo que formó parte hoy de la homilía del Papa Francisco en la Casa de Santa Marta.

Los fragmentos del Evangelio del día estuvieron vinculados a la conmemoración católica del Día del Angel de la Guarda del 2 de octubre y fueron difundidos por la agencia Vatican News.

Es un "peligro" detenerse y "no caminar", pues incluso cuando el agua está en calma, se corrompe, pero es posible "pedirle ayuda a los Angeles de la Guarda", dijo el pontífice.

"La vida es un camino en el cual debemos ser ayudados por compañeros, por protectores, por brújulas humanas que nos custodien de los peligros y de las insidias que podamos encontrar", agregó.
    
"Existe el peligro de no caminar. Y cuánta gente se estabiliza y no camina, y está toda la vida detenida, sin moverse, sin hacer nada...Es un peligro", dijo.

"Y tanta gente no sabe cómo caminar y tiene miedo de arriesgarse, y se detiene. Pero nosotros sabemos que la regla es que lo que en la vida está detenido, termina por corromperse.

Como el agua, cuando está estancada, vienen los mosquitos, ponen huevos, y todo se corrompe. Todo. El Angel de la Guarda nos ayuda, nos impulsa a caminar", explicó Jorge Mario Bergoglio.

Pero existen otros dos peligros en el curso de nuestra vida, prosiguió: el "peligro de errar el camino", que "solamente al inicio es fácil de corregir" y el peligro de salirse del camino para distraerse en una plaza, "yendo de una parte a otra como en un laberinto" y "el laberinto jamás te lleva a la salida".

"El Angel de la Guarda está para ayudarnos a no equivocar el camino y a caminar en él, pero hace falta nuestra plegaria, nuestro pedido de ayuda", concluyó Francisco.

Los primeros antecedentes históricos de la conmemoración del Angel de la Guarda se dieron en España en el siglo V, cuando se la asociaba a la Fiesta del Arcángel Miguel cada 29 de septiembre.

Luego del año 800 la Iglesia Católica de Inglaterra comenzó a hacer una tradición de este fecha que se extendería al resto de los países católicos y desde 1670 se oficializó desde el Vaticano, con la anuencia del Papa Clemente X y conmemorada cada 2 de octubre.(ANSA).



regina