Religión

Francisco invita al diálogo en apertura del Sínodo

2018-10-03

"Solo el diálogo puede hacernos crecer. Una crítica honesta y transparente es...

 

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 3 OCT - El papa Francisco abrió los trabajos del Sínodo de los Jóvenes invitando "a todos a hablar con coraje y parresía, es decir integrando libertad, verdad y caridad".

"Solo el diálogo puede hacernos crecer. Una crítica honesta y transparente es constructiva y ayuda, mientras no lo hacen las chácharas inútiles, las habladurías o los prejuicios", agregó.

Francisco dijo a los Padres Sinodales que es necesario ponerse a la escucha de lo que sugiere el Espíritu. "El Sínodo es un ejercicio eclesial de discernimiento. Franqueza en el hablar y apertura en el escuchar son fundamentales para que el Sínodo sea un proceso de discernimiento", explicó.

"El discernimiento es el método y al mismo tiempo el objetivo que nos proponemos: se funda en la convicción de que Dios obra en la historiad el mundo, en los acontecimientos de la vida, en las personas que encuentro y que me hablan", agregó.

El papa, para facilitar esta escucha, dispuso que "durante los trabajos, en asamblea plenaria y en los grupos, cada cinco intervenciones se observe un momento de silencio, de unos tres minutos".

La Iglesia -admitió el pontífice- está en "deuda de escucha" hacia los jóvenes, que "a menudo no se sienten comprendidos por la Iglesia en su originalidad y por ello no escuchado por lo que realmente son, y a veces hasta rechazados".

"Este Sínodo tiene la oportunidad, la tarea y el deber de ser signo de la Iglesia que se pone realmente en escucha, que se deja interpelar por las instancias de aquellos que encuentra, que no tiene siempre una respuesta preparada lista".

"Las relaciones entre las generaciones son un terreno en el que prejuicios y estereotipos -subrayó el pontífice- surgen con una facilidad proverbial, tanto que a menudo ni siquiera nos damos cuenta".

El papa expresó el deseo de que el Sínodo "despierte nuestros corazones", frente a un presente, "también de la Iglesia, que se presenta cargado de dificultades, de problemas".

Francisco invitó a los padres sinodales a no limitarse a "hacer salir de este Sínodo no solo un documento, que generalmente es leído por pocos y criticado por muchos, sino sobre todo propósitos pastorales concretos".(ANSA).



regina