Nacional - Población

Los "Rambos" meten miedo en la frontera

2018-11-07

"Parece como si estuviera viendo una película de guerra", afirma Juana, una...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Habitantes de la frontera norte se muestran intimidados por los soldados estadounidenses tipo "Rambo", llegados en los últimos días para contener las caravanas de migrantes que avanzan por el sur del país, la primera de las cuales ya llegó a Ciudad de México.
   
 "Parece como si estuviera viendo una película de guerra", afirma Juana, una comerciante de Reynosa, estado de Tamaulipas, señalando con el dedo la cerca metálica que divide la ciudad con la vecina de McAllen, Texas, sobre todo hacia un grupo de soldados vestidos con uniforme de campaña.
    
"Impone la presencia de efectivos militares de los Estados Unidos", escribió el diario El Mañana de Reynosa, el cual indicó que "al más puro estilo del ejército norteamericano, desde muy temprano" el pasado viernes "escuadrones de soldados" descendieron de helicópteros artillados.
   
 Su primera misión fue inspeccionar los puentes, detectar posibles puntos débiles o de fácil acceso para inmigrantes y comenzar la instalación de alambradas de púas y una especie de cerca a orillas del río Bravo, según informes oficiales.
   
 Las acciones "causaron sorpresa a los usuarios de este puerto de entrada, quienes miraban sus acciones, algunos con temor, otros con curiosidad", agregó la crónica del matutino local.
    
Por lo menos una docena de soldados trabajaron el pasado fin de semana en las riveras del Bravo, debajo del puente internacional de Hidalgo, para instalar una alambrada, a fin de dificultar al máximo el ingreso clandestino de migrantes.
   
 Lo mismo pasa en Matamoros, que colinda con la ciudad de Brownsville. Los habitantes han observado con inquietud y nerviosismo el sobrevuelo de helicópteros desde el pasado fin de semana y la colocación de alambres de púas en la barrera formada por gruesas barras metálicas.
   
 También los automovilistas que hacían fila para cruzar legalmente a Texas el sábado y domingo, muchos de ellos para realizar las habituales compras en los centros comerciales de McAllen y Brownsville, se mostraron asombrados y atemorizados por los ejercicios militares, según los medios locales.
    
Desde el domingo comenzaron a escucharse disparos con rifles de alto poder, un sonido ya familiar para los habitantes de esta convulsionada región del país, que sufre de una de las más feroces embestidas del crimen desde que el gobierno lanzó la guerra contra la delincuencia hace 12 años.
   
 Según fuentes oficiales estadounidenses, algunos de los 5,000 militares, que se agregaron a 2,000 ya presentes en la región que pertenecen a la Guardia Nacional, un contingente superior al que mantiene en Siria y Afganistán juntos, realizaron pruebas de contención.
 
  El despliegue atemorizante de los soldados vestidos con uniforme de camuflaje busca disuadir a los migrantes que lleguen en los próximos días a la frontera con Estados Unidos, sobre todo a través de Reynosa, aunque no se descarta que busquen entrar por otras ciudades de la frontera como Tijuana o Juárez.
 
  Los primeros soldados que llegaron el sábado tomaron por sorpresa a los automovilistas de las rutas cercanas a la frontera que se detuvieron a observar primero con curiosidad y luego con asombro cómo era reforzada la cerca limítrofe.
   
 Los soldados estadounidenses arribaron en helicópteros al puente Pharr-Reynosa y de inmediato comenzaron a realizar ejercicios tácticos.
   
 "De los helicópteros artillados, bajaron algunos elementos, portando sus armas, realizando algunos ejercicios tácticos, suspendiendo la circulación en los carriles de acceso mientras duraba el ejercicio", narró el corresponsal del diario capitalino El Financiero. Aunque esta zona es la favorita para el ingreso continuo de indocumentados a Estados Unidos, no es la única, pero el gobierno de Washington ha anunciado que ampliará el muro fronterizo 10 kilómetros en el área del condado de Hidalgo, con una inversión de 145 millones de dólares, entre Reynosa y McAllen.
   
 Las autoridades de Tamaulipas han comenzado a organizarse para la llegada de los primeros migrantes en los próximos días y hacen cálculos sobre el alto costo que podrá tener su manutención a costa de las arcas del estado.
    
La subsecretaria de Legalidad y Servicios Gubernamentales de Tamaulipas, Gloria Garza, anunció que solicitará al gobierno federal apoyo para crear una "bolsa de contingencia" para poder atender a los centroamericanos.



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México