Internacional - Política

Cinco candidatos a dejar el Gobierno de Donald Trump en las próximas semanas

2018-11-14

Trump no esperó ni 24 horas para cesar al máximo responsable del ministerio de...

Por PABLO PARDO, El Mundo

¿Una nueva oleada de ceses en la Casa Blanca? Con la resaca de las elecciones al Congreso, las quinielas están abiertas acerca de quién se va y quién se queda en un Gobierno que no ha destacado, precisamente, por su estabilidad. Según los medios de comunicación estadounidenses, Donald Trump está furioso por la pérdida de la Cámara de Representantes y por la ganancia neta de solo dos escaños en el Senado, que podrían acabar quedando reducidos a uno, cuando el recuento de votos en Florida sea completado. Eso, con un mapa electoral que favorecía claramente a los republicanos, no es una victoria electoral.

Trump no esperó ni 24 horas para cesar al máximo responsable del ministerio de Justicia, Jeff Sessions, tras los comicios. Pero los rumores de cambios en la Casa Blanca van mucho más allá. Estos son los posibles "candidatos" a agarrar la puerta e irse... o, más bien, que los echen:

1. Kirstjen Nielsen

La secretaria de Seguridad Interior, tiene, según los medios de comunicación estadounidenses, un pie fuera del Gobierno. Nielsen es famosa por haber sido quien puso en práctica y defendió la política de separación de familias de inmigrantes indocumentados, que provocó un enorme escándalo cuando arrebató a 2,500 niños de sus padres. 

La teórica razón del posible cese de Nielsen -que no lleva ni un año en el cargo- es que no habría sido lo suficientemente dura con los inmigrantes, que, dado lo que hizo, es llamativo. Trump, además, ha declarado que Nielsen es una 'Bushie', en referencia al hecho de que trabajó en el Gobierno de George W. Bush, otro republicano como él, pero con el que mantiene unas relaciones pésimas. Todos los potenciales sustitutos de Nielsen son mucho más duros que ella en materia de política inmigratoria.

2. John Kelly 

El jefe de gabinete de Trump lleva meses en la cuerda floja. En junio se especuló con su salida, dentro de una masiva reestructuración del Gobierno, pero, en aquella ocasión, este general de los Marines siguió en el cargo, teóricamente con la promesa de Trump de mantenerse en él hasta las elecciones de 2020. Ahora las cosas han cambiado. Trump ha confesado a sus íntimos, según la web 'Politico', que "no apostaría" que Kelly vaya a durar tanto. El posible cese de Nielsen sería una señal clara de que Trump quiere forzar la dimisión de su jefe de gabinete, dado que la secretaria de Seguridad Interior es muy cercana al jefe de gabinete del presidente. De hecho, Nielsen fue jefa de gabinete de Kelly cuando éste ejerció de secretario de Seguridad Interior, hasta hace un año.

La razón de la salida de Kelly parece ser sus enfrentamientos con la primera dama, Melania Trump, cuyo poder en la Casa Blanca parece ser enorme. Kelly ha introducido disciplina militar en el caótico modelo de gestión de Donald Trump, y todo hace pensar que eso ha significado que la familia del presidente -su hija, Ivanka, su yerno, Jared, y Melania- han visto limitado su poder en el Despacho Oval. La posible salida del general retirado sería la venganza de la familia Trump.

Por ahora, el sustituto de Kelly parece ser Nick Ayers, el jefe de gabinete del vicepresidente Mike Pence.

3. Ryan Zinke 

El ex Navy SEAL transformado en secretario del Interior parece ser quien más difícil lo tiene, porque en su caso no es una pelea política, sino un caso de corrupción, lo que amenaza su puesto. Zinke, que ha declarado que Barack Obama nació en Kenia y ha llamado a Hillary Clinton "el anticristo" está metido en un considerable escándalo por las operaciones inmobiliarias en la construcción de una estación de esquí de él y su esposa, y además, ha violado los códigos éticos de la Administración al mantener reuniones secretas con representantes de empresas mineras y energéticas. La Secretaría de Interior de EU se ocupa de la gestión del territorio estadounidense, lo que incluye recursos naturales, medio ambiente, y relaciones con las comunidades indígenas.

4. Jim Mattis

El secretario de Defensa ha logrado sobrevivir un tiempo récord -casi tres años- en el equipo de Trump. En ese tiempo ha conseguido, además, que el presidente le deje autonomía para dirigir su inmenso departamento, el más grande, con diferencia, de la Administración Pública estadounidense. Pero en los últimos tiempos, Trump y Mattis parecen haberse distanciado. El presidente ha declarado que el general de los Marines "parece un demócrata", y ha cuestionado su lealtad. Nadie sabe las razones de la separación. Desde divergencias en la línea política de EU en relación a Irán, hasta choques por poder con el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, han sido citados como posibles motivos.

5. Mira Ricardel

Es el caso más surrealista de todos. La Oficina de la Primera Dama, Melania Trump, ha emitido un comunicado oficial pidiendo su cese. Que la esposa del presidente tenga influencia en los nombramientos en la Casa Blanca es relativamente normal (el caso de Nancy Reagan fue extremo, ya que ella decidió fundamentalmente echar al entonces jefe de gabinete de su esposo, Donald Regan), pero nunca se había visto que la primera dama pida públicamente que se despida a un alto cargo. Es todo un puñetazo sobre la mesa de quien, para muchos, había sido poco más que una mujer florero, sumisa y obediente ante las constantes infidelidades de su esposo.


 



regina