Internacional - Población

Hallaron el submarino argentino que desapareció con 44 tripulantes

2018-11-17

 El submarino militar argentino ARA San Juan fue encontrado en las profundidades del océano...

Por Daniel Politi, The New York Times

BUENOS AIRES — El submarino militar argentino ARA San Juan fue encontrado en las profundidades del océano Atlántico a un año casi exacto de su desaparición con 44 tripulantes a bordo, según anunció la Armada Argentina en la madrugada de este sábado.

El submarino fue localizado a 800 metros de profundidad por una compañía privada que el gobierno contrató después de que una búsqueda que involucró a más de una decena de países no pudiera localizar la nave, que desapareció el 15 de noviembre de 2017.

El hallazgo se dio a conocer a través de un tuit en el que la Armada Argentina señaló que se había dado “identificación positiva al #AraSanJuan”.

Un portavoz de la armada, Rodolfo Ramallo, dijo que el hallazgo del ARA San Juan “cierra un capítulo y abre otro”.

“Basándonos en el estado del submarino, tendremos que determinar qué sucedió”, dijo.

El submarino desapareció durante un viaje de rutina desde Ushuaia, en la Patagonia, a Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires. Ocho días después, en medio de las operaciones de rescate, la marina anunció que se había registrado una explosión cerca de la última ubicación conocida del submarino, apenas unas horas después de su última comunicación con el ejército.

La explosión salió a la luz solo después de que analistas del gobierno estadounidense y una organización internacional que monitorea armas nucleares la detectaran y notificaran a los argentinos. Embarcaciones de Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil, Chile y Rusia, entre otros países, peinaron los mares como parte de la búsqueda.

Muy temprano este sábado, Daniel Esteban Polo, de 56 años, cuyo hijo Daniel Alejandro Polo formaba parte de la tripulación del submarino, dijo que iba a reunirse con otros familiares de los marinos desaparecidos. “Voy a Mar del Plata para estar con mi esposa y todos los demás”, dijo.

Durante el último año, la base naval en Mar del Plata se convirtió en un punto de reunión para los familiares de la tripulación que esperaban noticias sobre sus seres queridos. Hace solo dos días, ellos y otras personas se reunieron allí para conmemorar el primer aniversario de la desaparición del submarino.

En la ceremonia del jueves, el presidente Mauricio Macri prometió a las familias que la búsqueda continuaría hasta que pudieran encontrarlo. “No los vamos a abandonar”, dijo.

No se especificó esta madrugada si los militares podrían rescatar del fondo del mar al ARA San Juan. Si no es posible, comentó Ramallo, la armada podría usar imágenes para analizar el barco en busca de respuestas sobre su desaparición.

“Tenemos que ver si está completo o está partido, y desde allí podemos llevar a cabo el análisis necesario”, dijo.

La pérdida del ARA San Juan llevó a una reorganización en la Armada Argentina, incluido el despido de su comandante superior, el almirante Marcelo Eduardo Srur. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, ha permanecido en su cargo. La desaparición del submarino está siendo investigada tanto por los tribunales como por el Congreso.

El San Juan estaba a unas 250 millas náuticas (alrededor de 460 kilómetros) del puerto de Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut, según informaron medios locales. Fue encontrado por Ocean Infinity, una compañía con sede en Houston, conocida por su trabajo para tratar de localizar el vuelo 370 de Malaysia Airlines, que desapareció en el océano Índico en 2014. El gobierno argentino firmó un contrato con la compañía en agosto, con el que le garantizaba 7,5 millones de dólares si encontraba el submarino.

El contrato se firmó después de que muchos de los familiares de los tripulantes acusaran al gobierno de abandonar la búsqueda. Decenas de ellos montaron un campamento improvisado fuera de la Casa Rosada en Buenos Aires durante 52 días, exigiendo la contratación de una compañía privada para buscar el submarino.

Ocean Infinity comenzó su búsqueda el 7 de septiembre con un barco de bandera noruega. Tres oficiales navales y cuatro familiares de tripulantes del ARA San Juan acompañaron al personal de Ocean Infinity a bordo del barco.

La búsqueda involucró “tecnología nunca antes utilizada durante la localización de un submarino”, dijo la armada en ese momento, y detalló que la compañía desplegaría vehículos submarinos autónomos que podrían funcionar a una profundidad de casi 20,000 pies (más de 6,000 metros).

El misterio que rodea el destino de la tripulación a bordo del ARA San Juan, un submarino de fabricación alemana que ha formado parte de la flota argentina desde 1985, transfiguró al país.

“Nos hemos convertido en una gran familia y todos nos ayudamos a superar este momento difícil”, dijo María Morales, de 51 años, madre de un miembro de la tripulación, Luís García, poco después de la desaparición.



JMRS