Internacional - Política

Trump defiende a príncipe saudita a pesar del asesinato del del periodista Khashoggi

2018-11-20

El mandatario dijo que las agencias de inteligencia de Estados Unidos aún están...

Por Mike Stone

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Donald Trump dijo el martes que Estados Unidos seguirá siendo un “socio firme” de Arabia Saudita, pese a que el príncipe heredero Mohammed bin Salman haya podido tener conocimiento del plan para asesinar al periodista disidente Jamal Khashoggi el mes pasado.

En un desafío a la intensa presión de los legisladores estadounidenses para imponer sanciones más duras a Arabia Saudita, Trump agregó que no cancelaría los contratos militares con Riad puesto que considera que sería una medida “tonta” que sólo beneficiaría a Rusia y China.

El mandatario dijo que las agencias de inteligencia de Estados Unidos aún están estudiando la evidencia del asesinato de Khashoggi en el consulado saudita en Estambul el 2 de octubre, y quién lo planeó.

“Nuestras agencias de inteligencia siguen evaluando toda la información, pero podría ocurrir que el príncipe heredero haya tenido conocimiento de este trágico evento, quizás sí lo tuvo, quizás no”, afirmó Trump en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Sus comentarios contradijeron a la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que cree que la muerte de Khashoggi fue ordenada directamente por el príncipe heredero, que es el gobernante de facto de Arabia Saudita y es ampliamente conocido por sus iniciales MbS.

Trump fue rápidamente acusado por los legisladores demócratas de socavar a sus propias agencias de inteligencia y de no confrontar a Arabia Saudita por una atrocidad contra los derechos humanos.

“Los derechos humanos son más que una simple frase, tienen que significar algo. Y eso significa levantarse y condenar un asesinato descarado por parte de un gobierno extranjero. Todos los que participaron en este asesinato deben ser responsables”, dijo la senadora Dianne Feinstein.

Legisladores demócratas y republicanos han instado a Trump a que retire su apoyo a MbS por el caso de Khashoggi, pero el presidente se ha mostrado reacio.

“UN GRAN ALIADO”

Trump aseguró el martes que tanto el rey Salman de Arabia Saudita como MbS “niegan enérgicamente cualquier conocimiento de la planificación o ejecución del asesinato”, y que la verdad podría no saberse nunca.

También hizo hincapié en que Arabia Saudita, un productor líder de petróleo, es un importante socio comercial y un “gran aliado” en la lucha contra el poder iraní en Oriente Medio.

“Estados Unidos pretende seguir siendo un socio firme de Arabia Saudita para garantizar los intereses de nuestro país, Israel y todos los demás socios en la región”, dijo Trump.

Adam Schiff, quien sería el líder de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes en enero, dijo que Estados Unidos debería poner fin de inmediato al apoyo a Arabia Saudita en la guerra de Yemen, suspender las ventas de armas al reino y reducir su dependencia de Riad en Oriente Medio.

Algunos de los compañeros republicanos de Trump también se han comprometido a romper con él y presionar para una acción más firme de Estados Unidos contra Arabia Saudita.

Trump ha puesto la alianza con Riad en el corazón de su política en Oriente Medio, y fue el primer país que visitó después de convertirse en presidente en 2017.

El martes dijo que no suspendería las ventas de armas a Arabia Saudita. “Si cancelamos tontamente estos contratos, Rusia y China serían los enormes beneficiarios, y estarían muy felices de adquirir todo este nuevo negocio. ¡Sería un maravilloso regalo para ellos directamente desde Estados Unidos!”, enfatizó.

Igualmente defendió la alianza con Riad como una forma de ayudar a mantener bajo control los precios del petróleo e impulsar la economía estadounidense. 
 



regina