Nacional - Economía

López Obrador enfrenta tiempos económicos difíciles

2018-12-03

Según el FMI, el gobierno de López Obrador enfrentará una...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 2 DIC - El cielo estará plagado de nubes durante los primeros meses de la gestión del flamante presidente de centroizquierda Andrés López Obrador, que asumió su cargo ayer, según los vaticinios de especialistas y del propio Banco de México (Banxico, central). El organismo autónomo alertó sobre los "riesgos mayores" que acechan a la economía del país durante el inicio de la administración del hombre que sacudió los cimientos de la política mexicana y puso fin a 77 años de monopolio en el poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro).
    
El vaticinio coincide con el del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recortó hace unos meses de 3% a 2,7% su pronóstico de expansión del Producto Interno Bruto mexicano para 2019, primer año de la administración de López Obrador.
    
Según el FMI, el gobierno de López Obrador enfrentará una desaceleración económica en su primer año.
    
En su informe trimestral divulgado en vísperas de la investidura de López Obrador, el Banxico recortó la perspectiva de crecimiento de la economía de 2,8 a 2,7% para el siguiente, en su límite máximo y de 1,8 a 1,7% en su límite mínimo. "Hay muchos elementos de incertidumbre que estarán por conocerse en las próximas semanas; uno de ellos el paquete económico, el presupuesto que se presenta al Congreso para su aprobación", afirmó el titular del Banxico, Alejandro Díaz.
    
El funcionario mencionó que, entre los peligros para el crecimiento que podría enfrentar el país, figuran los "episodios de volatilidad en los mercados internacionales y un posible retraso del ejercicio del gasto público ante los retos de la implantación de la nueva agenda política".
    
La inflación podría terminar el próximo año en 4,7%, medio punto por arriba de la previsión anterior.
    
Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el principal ateneo público del país, coinciden en que el crecimiento de la economía será de 1,4% en promedio para 2019 y hasta 2020. Entre los factores internos que podrían abonar a este comportamiento figuran el aumento a los precios de los energéticos, el posible incremento salarial, que podría ser superior a la productividad, y el incremento al déficit primario, según los especialistas.
    
Eduardo Loría, del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (Cempe), de la Facultad de Economía, señaló que "la falta de cohesión entre los poderes Ejecutivo y Legislativo durante el nuevo gobierno que puede desincronizar las políticas públicas". "Para este pronóstico hemos incluido también variables de descomposición social, como la criminalidad. De igual manera, la inversión ha perdido eficiencia, y requerimos que el capital genere más", afirmó. Además, "mayor gasto no reduce necesariamente la pobreza, por lo que la mejor reforma estructural es recuperar el Estado de derecho", señaló Loría al portal informativo Aristegui Noticias.
    
Entre los factores externos de incertidumbre se pueden mencionar la salida de capitales del país, las presiones a tasas de interés cambiarias y financieras, y la caída en los precios del petróleo.
    
Otro elemento que también es visto como una amenaza para el futuro inmediato del país es la balanza comercial de Estados Unidos, que se prevé empeore por su guerra comercial con China, y el probable fin del ciclo económico expansivo de ese país, estimado para 2020.
    
Los expertos recuerdan que la economía de Estados Unidos, a la que México envía el 85% de sus exportaciones, está indisolublemente ligada este país con el recién suscrito Tratado Comercial México-Estados Unidos y Canadá (T-MEC).
    
John Soldevilla, consultor y docente del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), otro influyente ateneo público, dijo que ninguna de las medidas económicas anunciadas por el próximo gobierno es sostenible en el largo plazo, por lo que la única variable que queda es la inversión.
    
"Hay un problema estructural: de 1941 a 1982 crecimos a más del seis por ciento anual, y de 1983 a la fecha a un tercio de esa cifra. Si el país no invierte, no crece. No hay otra fórmula", explicó. 


 



regina